Todos los jugadores han sido finalmente incluidos, aunque solo se pretende la salida de once.

Tras conocer que el Málaga iba a aplicar un ERE a los jugadores con las fichas más altas del primer equipo, el administrador judicial ha decidido finalmente que se aplique a todos los miembros de la primera plantilla. Esto incluye a las últimas incorporaciones, como Orlando Sá o Cristian.

El objetivo del club malagueño con el ERE es desprenderse de los altos salarios de algunos miembros del equipo. De esta forma, obligaría a los jugadores a renegociar un nuevo contrato que se adapte a los límites que tiene el equipo. Aquel que no estuviera dispuesto, abandonaría el club. Entre los nombres de los mayores afectados están Munir, Lombán o Adrían. Estos dos últimos, sin embargo, ya estarían en conversaciones con el club para el nuevo contrato.

Aunque están incluidos finalmente todos los jugadores en el ERE, al administrador habría pactado ya con los agentes de los futbolistas que no se trata más que de un formalismo burocrático. De hecho, en una reunión durante el día de ayer con el técnico, Sergio Pellicer, los jugadores que no están en mente ser despedidos no acudieron.

La incertidumbre en el Málaga es total. A día de hoy, Manolo Gaspar tiene todavía mucho trabajo por delante, y el comienzo de la liga está a tan solo algo más de dos semanas y el cierre de mercado, algo más de un mes. Gaspar tiene algunos fichajes prácticamente hechos, pero necesita reducir gastos antes para poder cerrarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *