Los verdiblancos cierran el acuerdo con Claudio Bravo y los rojiblancos se hacen con Óscar Rodríguez y Bono.

El mercado de fichajes estaba tardando en movilizarse en la ciudad de Sevilla. El Real Betis dio un primer paso con la llegada de Martín Montoya. El agua seguía calmada pese a ello. El viernes 28 las noticias rompieron con esta tranquilidad. Las nuevas incorporaciones comienzan a cerrarse en ambas orillas de la capital andaluza. La carrera por reforzarse mejor de cara a la campaña siguiente ha comenzado.

El Betis tiene un acuerdo cerrado con Claudio Bravo. Según informa ABC, el trato entre el chileno y los verdiblancos se concretó hace unos días. Atrás queda la posible intromisión del Milan en busca de un portero suplente. El guardameta vestirá la elástica de las trece barras. Aún no se conoce la durabilidad y el salario del latinoamericano, aunque se estima una vinculación de entre dos y tres años con un sueldo más reducido que el que cobraba en el Manchester City. El jugador finalizó su contrato con los «citizens» al concluir su participación en la Champions League y vendrá gratis a las filas de Manuel Pellegrini.

El Sevilla FC dio sus primeros pasos en este sentido al confirmarse las llegadas de Bono y Óscar Rodríguez. El marroquí cuajó un gran final de curso haciendo paradas muy importantes en las eliminatorias de la UEFA Europa League. Este rendimiento provocó que Monchi aceptase a pagar la opción de compra de su cesión del Girona. El precio final, según Estadio Deportivo, se corresponde con unos 4,5 millones de euros más 1 en variables. El cancerbero resulta una competencia más que digna para Vaclik. Lopetegui tendrá que decidir quién será el titular la temporada que viene.

Rodríguez también se pondrá la camiseta rojiblanca. El Real Madrid llegó a un pacto con los nervionenses por el centrocampista por una cantidad de 15 kilos. Además, los merengues se guardan el 25% de los derechos del jugador para una futura venta y una opción de tanteo en caso de querer ficharlo, como indica Diario de Sevilla. El futbolista de 22 años es la primera pieza para cubrir el enorme hueco que deja Éver Banega en el medio campo. Rakitic parece también encarrilado para su vuelta a Nervión.

El pistoletazo de salida para la capital hispalense ha comenzado y parece que todavía queda mucha tela que cortar en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *