Los amarillos se impusieron de nuevo por jugadas ensayadas con gol de Marcos Mauro ante el dominio perico en la primera parte.

El Cádiz CF consigue su segunda victoria en la pretemporada contra el Espanyol por 1-0 en la localidad de Marbella. Los gaditanos acudieron de nuevo al balón parado como ante el Málaga para llevarse el envite. El cuadro catalán mostró su cara más arrolladora en la primera parte sin nada de acierto. Los gaditanos sufrieron y se recompusieron con los cambios.

Álvaro Cervera apostó por: Cifuentes; Akapo, Sergio, Marcos Mauro, Panadero, Bodiger; José Mari, Augusto; Mayoral, Malbasic y Negredo. Una variante novedosa con el francés de lateral izquierdo con una formación de 5-2-3.

Vicente Moreno presentó el siguiente once: Oier; Pipa, Lluís, Calero, Víctor Gómez; David López, Fran Mérida; Becerra, Melendo, Jofre; Wu Lei. Un 4-2-3-1 cásico con mucha movilidad de los hombres de arriba que conectaron muy bien.

Durante los primeros 25 minutos, el Cádiz fue un mero espectador que vio como los pericos desperdiciaban sus claras ocasiones. Jofre y Becerra tuvieron las más claras para los suyos. Bodiger se mostró superado constantemente por la banda izquierda. Los cadistas pararon el carrusel de llegadas de los blanquiazules y controlaron más el balón.

En la segunda parte llegaría el tanto que abrió el choque. Marcos Mauro recogió un rechace en una jugada a balón parado anotó en el 54 de partido. A partir de aquí los gaditanos volvieron a su estilo habitual. Aguante de las llegadas contrarias. Los catalanes no encontraron las mismas facilidades y los andaluces fueron un bloque compacto.

La falta de puntería de los barceloneses marcó el envite. El Cádiz tampoco anda sobrado de jugadores eficaces de cara al gol. De momento, el estilo tradicional de Cervera sigue funcionando. Pero necesitará algo más para La Liga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *