Aceites García de la Cruz alega una falta de de autorización judicial y de capacidad de la SAD en la transacción de la unidad productiva de la entidad.

El Córdoba CF recibió una nueva denuncia en contra de la venta de la unidad productiva a Unión Futbolística Cordobesa. Aceites García de la Cruz (AGC), uno de los acreedores del club, presentó una alegación en contra de la transacción de la SAD por falta de autorización judicial y la nula capacidad de Francisco Estepa y Javier Bernabéu, administradores judiciales de la entidad califal.

La información la adelantó ABC. Además, la empresa de aceite apoyó la decisión de Azaveco. Dicha propuesta se basa en que el Mercantil de Córdoba tome medidas cautelares y se inscriba al equipo blanquiverde en la Segunda B por eñ camino judicial. Una posibilidad rocambolesca tras la aceptación de la Real Federación Española de Fútbol a la inscripción de Infinity. A todo esto, el acreedor incorpora la falta de la confirmación del Juzgado de Instrucción Número 5 en todo el proceso.

AGC pretende anular la compra del grupo de Baréin. Estepa presentó un informe demostrando la legalidad de los movimientos entre la Sociedad Anónima y los dueños actuales del Córdoba. Los coordinadores de la entidad están tranquilos y confían en las pruebas presentadas para validar la venta de la unidad productiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *