El presidente del Cádiz admite en una entrevista que aún faltan piezas para el equipo pero afrontan con ilusión la temporada en primera.

Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF, ofreció una entrevista a los compañeros de Diario de Cádiz. El mandatario cadista, como no podía ser de otro modo, habló de su emoción de competir en La Liga. «Estar ahí nos hace tener una responsabilidad e ilusión que me hace sonreír y fruncir el ceño a la vez porque es algo bonito, pero hay que luchar de manera constante por estar mucho tiempo en el lugar que queríamos estar».

Esa última frase quizás se refiera a los movimientos en el mercado. Las incorporaciones y ventas no están siendo fáciles. Algunas piezas faltan y tienen muchos jugadores de la plantilla en venta. «No tenemos el equipo que quisiéramos, pero todavía queda mucho tiempo mercado. Seguro que habrá opciones de mejorar. Hay que estar tranquilos, seguir trabajando y ser conscientes de que no podemos hacer locuras. Entiendo lo que pueda opinar la gente, yo pensaría lo mismo en su situación. Lo que se está haciendo se lleva a cabo con toda la responsabilidad que conlleva el cumplimiento de un presupuesto y un número de jugadores. Los futbolistas no son mercancía y tienen sus derechos. Haremos el mejor equipo que podamos».

Entre los jugadores señalados, Jurado está en la rampa de salida y Vizcaíno explicó sus situación. «Tiene mala solución. Lo he defendido siempre, pero él tenía que haber dado un paso para entender la filosofía del equipo. Somos un equipo sin estrellas, todos siguen una línea. El entrenador, con sus virtudes y defectos, ha sido capaz de armar un equipo reconocible. Jurado quizás no ha querido o no ha sabido saberlo y se ha ido apartando. La situación se antoja complicada, lo normal sería su salida».

El cambio a la Primera División es grande y hace balance de lo que el ascenso significa. «De momento lo estamos notando sólo en que hay más ingresos y gastos, y en que tenemos posibilidades de hacer inversiones. Debemos procurar invertir en lo deportivo para hacer equipo. Pero estar en Primera permite crecer en infraestructuras y conocimiento, en las posibilidades de marketing, en el crecimiento como entidad, que la gente del club se consolide como profesionales de Primera y sigamos todos aprendiendo». Los ingresos también han sufrido un cambio significativo. «La pasada temporada era de 18 millones de euros. El de ahora está por cerrarse, pero girará en torno a una cifra cercana a los 50 millones. Es un incremento importante. Sin el COVID hubiéramos optado a un crecimiento mucho mayor».

La situación actual sin público es uno de los factores a tener en cuenta en los enfrentamientos directo. «Todos los equipos suelen ser más fuertes en casa que fuera. No me quiero comparar con otros, pero con un Carranza lleno de gente hubiese sido un sitio mucho más complicado para los rivales. En los partidos que se jugaron tras el confinamiento, los equipos de Segunda con estadios grandes sufrieron más. Nosotros lo sufrimos, pero la extensión de la plantilla palió la falta de público. Sabemos que esta temporada la Liga empieza sin público y eso no será una ventaja para nosotros, pero tampoco debe ser una excusa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *