Los goles de Herrera y Milla sellaron los primeros tres puntos de los nazaries.

Con la primer previa en el horizonte, el ‘EuroGranada’ echaba a andar en La Liga Santander y no lo pudo hacer de mejor manera. Se impuso cómodamente al Athletic de Bilbao por dos goles a cero. Luis Milla debutaba con el Granada como titular en su primer partido oficial, y lo hizo además con gol.

El Athletic comenzaría presionando la salida de balón nazarí, pero el Granada no quería renunciar al balón. Ambos equipos trataban de recuperar cerca del área rival para generar peligro. Los acercamientos con más peligro llegaban por las bandas, pero en los primeros compases no hubo ninguna ocasión clara.

La primera media hora pasó sin que ocurriese nada destacable, con una gran lucha en el centro del campo, pero sin las ideas claras cerca de las áreas, aunque los leones eran los que lo intentaban más. Al Granada le costaba salir de su campo, y solo conseguía pisar terreno contrario con alguna transición rápida, pero sin mayor peligro.

Al borde del descanso, hubo un gol anulado a Yángel Herrera por falta previa en una jugada de balón parado. Poco después, Raúl García tuvo otra ocasión clara, con un tiro raso que salía desviado. Los jugadores se marchaban al vestuario, con un Granada se había visto anulado en ataque por los de Bilbao. Mucho trabajo tenía Diego Martínez en el vestuario.

La segunda mitad no podía empezar de mejor manera para los granadinos. Montoro colgaba un balón al área que Herrera enviaba al fondo de la red en el 48. Y el gol dio más fuerzas todavía a los rojiblancos, que habían salido a morder. Y tuvo recompensa, porque, ni cinco minutos después, una recuperación de Luis Milla cerca del área, acababa convirtiéndose en el segundo con un buen chut desde la frontal. Mejor debut imposible para el ex del Tenerife.

Tras una primera parte en la que no había generado peligro, los dos primeros disparos a puerta del Granada acababan en gol. Garitano daba paso a Iñaki Williams y Unai López para intentar responder a los dos golpes recibidos, pero el Granada, con esa cómoda ventaja, apenas sufría, con excepción de una ocasión de De Marcos, que Rui Silva atajaba sin problemas.

Diego Martínez daba entrada a Gonalons y a Fede Vico para reforzar el centro del campo. El Athletic iba perdiendo fuelle con el paso de los minutos y cada vez le costaba más acercarse al área nazarí. Garitano daba paso a Sancet y a Villalibre, para tratar de volver a levantar a un equipo que no estaba siendo capaz de recuperarse de los dos goles al inicio de la segunda mitad.

Justo antes de la pausa de hidratación, Iñaki Williams estrellaba un balón en el poste, por fortuna para los intereses granadinos, tras un centro lateral. El técnico sevillano del Granada dio entrada a Kenedy, que debutaba con el Granada, y a Azeez. Pero poco más ocurrió en el encuentro, ya que el Athletic bajó los brazos y los tres puntos se quedaban en Los Cármenes. Y, ahora sí, el ‘EuroGranada’ ya puede poner la vista en el reto europeo que tienen por delante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *