Los verdiblancos se mostraron atascados ante un rocoso Glorioso donde el balón parado fue la vía más directa para crear ocasiones hasta que con un corner rápido el catalán marcó sobre la bocina.

Primera victoria del Real Betis de Manuel Pellegrini esta nueva campaña 2020/21. Una primera jornada de La Liga jugada en Mendizorroza contra el Deportivo Alavés. Los vascos se plantaron con un sistema defensivo férreo y saliendo a la contra buscando a sus puntas en ataque. Los heliopolitanos llegaron con la idea de mostrar un juego directo por las bandas. Las jugadas de estrategia acabaron siendo claves en los 90 minutos ante el atasco general de juego.

Pellegrini dispuso su primer once en partido oficial con Claudio Bravo bajo los palos. Emerson, Mandi, Bartra y Álex Moreno en la defensa. Doble pivote con Guido Rodríguez y William Carvalho, por delante Sergio Canales. Las bandas para Fekir y Joaquín y en punta Borja Iglesias.

Pablo Machín, un viejo conocido del banquillo sevillista, apostó por Fernando Pacheco en los palos como no podía ser de otro modo. Laguardia, Ely y Rubén Duarte la triple zona de centrales. Carriles para Luis Rioja y Edgar Méndez. Rodrigo Bataglia como mediocentro defensivo junto con Pere Pons y Pina. Lucas Pérez y Joselu arriba.

Los sevillanos comenzaron el encuentro intercambiando llegadas rápidas con los babazorros. Nabil Fekir tendría protagonismo notable en los primeros compases del duelo. El mismo francés tuvo una de cabeza siendo la primera ocasión para los béticos. Con los minutos, la posesión se volvió verdiblanca cuando más trabado se encontraba el envite. El campeón del Mundo solo podía ser parado con faltas. Guido mandó un chutazo cruzado desde lejos a la cruceta izquierda contraria. Solo el palo salvó lo que podía haber sido un golazo. Los primeros 45 minutos concluyendo con varias aproximaciones del Glorosio.

La segunda mitad mostró un Alavés más agresivo en la presión en campo contrario. Los de Pellegrini buscaban salir jugando y combinando algo más. En un corner ocurrió la más clara del partido. Bataglia remató con la testa, Bravo sacó en la línea y Laguardia mandó fuera el rechace. Se salvaron los hispalenses en la única oportunidad con peligro de los vascos Canales, con un gran saque de falta desde la frontal, mandó otra vez el cuero a la esquina de los palos. A balón parado parece que los dos conjuntos conseguían complicar a los guardametas. Álex Moreno pisó el área albiazul y mandó arriba un centro bombeado de Emerson después del intento de volea.

Conforme se acercaba el final, las oportunidades para adelantarse en el marcador no llegaban. Poca conexión entre la asistencia y el remate. Las jugadas de estrategia eran la solución de ambos equipos. Un saque de esquina sacado rápido a la corta con Lainez y Canales provocó que el balón llegase a la frontal y con un disparo ajustado al palo derecho con la zurda logró el tanto bético en el 94. El Alavés sin tiempo para reaccionar acabó colgando la pelota a las manos de Bravo.

El colegiado pitó el final confirmando los primeros tres puntos para el nuevo proyecto de Manuel Pellegrini. Un partido complicado donde las defensas fueron superiores a los ataques y victoria importante para comenzar con buen pie y con confianza la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *