El técnico chileno declaró en la rueda de prensa previa al partido contra el Valladolid sobre las dificultades del mercado y con los tres jugadores con los que cuenta.

Manuel Pellegrini llegó al Real Betis con el objetivo de encontrar una identidad adecuada a un equipo que perdió el rumbo las dos últimas temporadas. El club avisó al chileno de la decadente situación económica a causa de la crisis del COVID-19 y las dificultades de poder traer a nuevos futbolistas. El míster aceptó en ese momento en crecer deportivamente con una plantilla que había fracasado bajo los mandos de Rubi y que muchos pedían incontables salidas.

Pellegrini es conocedor del potencial de muchos jugadores actuales del Betis. En sus manos está conseguir que vuelven a una buena forma. De hecho, el técnico no piensa desprenderse de ninguno de sus efectivos. El caso Sanabria se cerró tras las declaraciones del entrenador en rueda de prensa. El conjunto verdiblanco tenía ofertas insuficientes como para vender a su delantero. El paraguayo continuará con los sevillanos en busca de la redención.

William Carvalho y Nabil Fekir seguirán en un principio. Hasta octubre no cierra el mercado y cualquier comprador con dinero puede aparecer. Si la oferta es importante, la entidad de Heliópolis pensará en aceptarla. Aunque en estos momentos nadie parece moverse de la capital andaluza. Además, como el propio Pellegrini declaró, estos dos futbolistas tienen un peso importante y encontrarles un recambio no sería tarea fácil.

Con el plantel actual casi al completo, a la espera de saber sobre la situación de Andrés Guardado y sus molestia, el domingo tendrá una nueva oportunidad de que su proyecto va bien encaminado. Frente al Valladolid, otro conjunto especializado en la defensa como el Alavés, pondrá a prueba la capacidad ofensiva de los hispalenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *