El cántabro habló para El Larguero de la Cadena SER a cerca de los nuevos esquemas del equipo teniendo la posesión de balón pero siendo más verticales.

Sergio Canales concedió una entrevista a los micrófonos del programa El Larguero de la Cadena SER. El cántabro destacó las buenas sensaciones con el estilo que pide Pellegrini en este comienzo de Liga haciendo balance de temporadas anteriores. «La pretemporada ha sido muy buena, el año pasado acabamos bastante fastidiados y dolidos por cómo fue y este año la verdad es que la llegada de Manuel Pellegrini con su cuerpo técnico nos ha dado mucha confianza desde el inicio y el equipo está muy enchufado, con muchas ganas, creo que se ve en el campo. Y empezamos así, que siempre viene bien».

El técnico chileno insistió a sus futbolistas en ser verticales y más consistentes en la parte defensiva. «Ha insistido en tres o cuatro detalles para dejar cosas claras al equipo. Con Setién tuvimos una primera parte de temporada muy buena y luego sí que es verdad que perdimos todo el fuelle. El año pasado desde el inicio las cosas no salieron por lo que fuese. Y este año Manuel ha conseguido conectar muy bien con el equipo. Es un técnico al que también le gusta tener la pelota, que creo que el equipo está hecho para eso, y ser más verticales. Este año somos más verticales y eso nos está ayudando mucho. E insistiendo mucho en portería a cero, que el año pasado fuimos los segundos con más goles encajados y eso en Primera división te penaliza muchísimo. Este año, estos dos partidos con portería a cero y en pretemporada también sólo hubo un partido en el que nos metieron gol, es muy importante para la confianza del equipo».

El objetivo en el vestuario estaba claro y era la victoria desde el minuto uno. «Muchas veces, si juegas incluso al futbolín, quieres ganar. Pero por todo lo que rodea al fútbol perdemos la noción de lo que es esa palabra. Creo que es lo que nos pasó el año pasado, que estábamos más a otros aspectos diferentes, muchas veces la sensación que podíamos transmitir, y este año lo hemos quitado desde el primer día. Desde el primer partido de pretemporada la ambición ha sido ganar. Muchas veces en pretemporada juegas pensando en que sean buenas sensaciones, que vayas cogiendo ritmo, y este año cambiamos eso en el vestuario y desde el primer momento dijimos «no, no, hay que salir a ganar, el resultado es muy importante», y nos enfocamos mucho en que hay que hacer las cosas bien y creo que la palabra ganar enfoca al resto de cosas, a esa competitividad en el vestuario».

También tuvo el centrocampista un momento para hablar sobre su evolución futbolística a causa de las lesiones. «Las lesiones me han ayudado mucho a la hora de trabajar y de meterme una constancia continua y de cuidarme. Sí es verdad que llegó un momento en que hice un cambio de chip. Los jugadores de mis características, normalmente, somos fríos y hay momentos dados en que te sales incluso del partido. Eso no me gustaba nada y decidí trabajar mucho en la constancia, en estar todo el rato metido en el partido, ponerme bien físicamente para en los últimos minutos no llegar fatigado y estar con las pilas cargadas, y eso me ha ayudado mucho».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *