José María Muñoz ve indispensable la aplicación del expediente a la plantilla, aunque algunas ventas flexibilizarían la reducción de los sueldos.

El Málaga CF sigue luchando por llegar al límite salarial marcado por La Liga de 12 millones de euros. José María Muñoz, administrador judicial del club, mantiene una serie de reuniones con la cúpula administrativa y con los jugadores. El objetivo es llegar a un acuerdo pactado para que las cuentas cuadren. La vía principal corresponde con la continuación del ERE establecido desde hace semanas. La solución más directa y viable en estos momentos.

Sin embargo, la venta de Keidi Baré rumbo al Espanyol da esperanzas al conjunto malagueño. Si se producen una serie de salidas en jugadores con sueldos altos, como Juanpi, Diego González o Luis Hernández, el expediente de regulación de empleo podría relajarse. Los sueldos se incrementarían un poco más en ese caso. Aunque de momento ese camino parece atascado.

Una situación compleja a la hora de mantener jugadores en el plantel e incorporar a nuevos futbolistas dispuestos a jugar con una ficha a la baja. Muñoz advierte continuamente de la posibilidad de un descenso administrativo o de la desaparición del club. Pero desde Martiricos están convencidos de que el límite salarial será alcanzado tarde o temprano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *