Los malagueños cuajaron una primera parte muy completa en la pintura y a nivel de intensidad pero un gran Nikola Mirotic impuso un marcador final de 70-79.

El Unicaja de Málaga volvió a perder en la segunda jornada de la Liga Endesa ante el FC Barcelona. Un rival de altura para el debut del Martín Carpena en la 2020/21. Los malagueños se veían con la necesidad de conseguir la primera victoria y ante el subcampeón de la competición liguera. Una victoria que habría dado alas a los de Casimiro en este inicio de campaña después de las malas sensaciones en la derrota ante el Joventut de Badalona.

La primera parte se notó la mejora en el rebote y sobre todo en la intensidad para aprovechar las pérdidas de los blaugranas. Los cajistas se impusieron en el marcador en el primer y segundo cuarto del encuentro llegando a conseguir la máxima de 38-25 en el marcador. Dominio en la pintura rival y en la propia comandados por un Brizuela inspirado. El arreón en los minutos finales de Álex Abrines acercaron el marcador.

El ímpetu del jugador catalán consiguió espolear a los suyos en la segunda parte. Nikola Mirotic se agigantó para colocar al Barcelona por delante. A partir de ahí, los de Jasikevicius impusieron su calidad individual en los últimos coletazos del partido con mayor acierto desde el perímetro. El resultado final acabó con un 70-79 para los barcelonistas.

El Unicaja volvió a fallar en la segunda parte donde parecía que el equipo no conseguía llegar enchufado cuando más quema el balón. Un mismo mal que se repite con una nueva derrota. Eso sí, el rebote se mejoró notablemente aunque no fue suficiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *