Los de Pellegrini se marcharon por delante al descanso, pero acabaron cediendo en la segunda mitad.

Primera derrota en esta temporada para el Betis, que recibía al Real Madrid. Los capitalinos se pusieron por delante, aunque los verdiblancos dieron la vuelta al partido en la primera mitad. En la segunda mitad, los visitantes empataron rápidamente y, la expulsión de Emerson tras revisión del VAR, al igual que un penalti también señalado gracias a este, acabaron haciendo que los tres puntos se escaparan del Villamarín.

Pellegrini introdujo dos novedades en el once. Joel Robles, que había sido suplente en las dos jornadas anteriores en beneficio de Claudio Bravo, salía de inicio en este encuentro. Otro que debutaba como titular es Antonio Sanabria. El paraguayo parece haberse ganado la confianza del técnico chileno.

Solo dos minutos necesitó el Madrid en dar el primer susto a los béticos, ya que Benzema marcaba, pero en fuera de juego, por lo que el gol no subía al marcador. Fekir respondía poco después con un tiro que se marchaba a córner. No podía tener más acción el partido, y es que Mendy volvía a disparar desviado para que, en la siguiente jugada, Courtois tuviera que mandar a saque de esquina, con una gran parada, un cabezazo picado de Sanabria. Todo esto en apenas seis minutos de juego.

Tras un pequeño parón en el juego, Benzema, en una gran acción, se zafaba de Álex Moreno para colgar el balón al área, donde Valverde aparecería en el primer palo para adelantar al equipo merengue. La herida podría haber sido incluso mayor para el Betis, porque apenas dos minutos después, Ramos enviaba fuera un disparo a bocajarro al borde del área pequeña.

El gol había supuesto un jarro de agua fría para el equipo de Pellegrini, que veía como su rival se hacía con el control del esférico. Las posesiones eran muy breves, sin encontrar verticalidad en el juego. Tras unos minutos de dominio blanco, el Betis conseguía encontrar los espacios y Fekir rozó el empate con un tiro cruzado que se marchaba fuera por muy poco. Esta oportunidad despertó a los verdiblancos, que volvían a tener más dominio del balón y lograban acercarse a la portería de Courtois.

Los hispalenses se habían adueñado del partido por completo. Y fue tras un córner sacado en corto, que Canales ponía un balón perfecto al segundo palo para que Mandi lo enviase al fondo de la red. Los verdiblancos hacían justicia a lo que se estaba viendo en el Villamarín y ponían el empate en el electrónico. Y querían más. William Carvalho, abonado al gol en este inicio de liga, volvía a batir al portero belga. El segundo del Betis llegó casi de inmediato.

Y el dominio de los de Heliópolis no cesaba, yendo claramente a por el tercero ante un Real Madrid que era incapaz de reaccionar. Lo único destacable por su parte en el tramo final de la primera mitad fue una oportunidad de Benzema tras una falta que atajaba Joel. Por si el resultado no fuera suficiente, Kroos se retiraba lesionado justo antes del descuento, dando paso a Luka Modric. Con este dos a uno, los jugadores encaraban el túnel de vestuarios. Buena primera parte del Betis, que había conseguido sobreponerse al tanto inicial en contra.

La segunda mitad, sin embargo, no pudo empezar de peor forma para los sevillanos. Un centro de Carvajal era rematado en propia puerta por Emerson, logrando los capitalinos el empate. Otra vez, jarro de agua fría para los de Pellegrini en los primeros minutos. Y otra vez estuvo a punto de encajar otro gol, con un disparo de Benzema que, aunque entraba por poco, no valía por fuera de juego previo.

Tras el gol, las fuerzas se igualaron, sin ocasiones destacables para ninguno de los dos conjuntos. Al Betis le costaba volver a imponer ese dominio que le había servido para dar la vuelta al marcador. Aunque conseguía tener el balón, ya no llegaba con la misma facilidad a la portería contraria. Para revitalizar el ataque, Pellegrini daba entrada a Tello en sustitución de Joaquín.

Sin embargo, todo se puso cuesta arriba para el Betis por una contra del Real Madrid. Jovic se plantaba ante Joel y, de primeras, parecía que Joel paraba y el juego seguía. Sin embargo, el VAR entró en acción. Primero, para confirmar que el serbio no estaba en fuera de juego, y después, para que el colegiado expulsara a Emerson por una falta sobre el delantero madridista, siendo el último defensor. Partido para el olvido del brasileño, con autogol y expulsión. Ramos estuvo a punto de convertir esa falta, que habría supuesto un mazazo aún más duro.

Montoya tuvo que entrar en el lugar de Sanabria, para recomponer la defensa bética. Benzema estuvo a punto de volver a adelantar a su equipo, pero no acertó a portería. El siguiente cambio de Pellegrini fue Loren, que entró por Fekir. Con un jugador más, los blancos controlaban el partido, aunque el Betis pudo hacer el tercero tras un disparo desde la frontal de Carvalho. Courtois enviaba ese disparo a saque de esquina.

Para rematar la noche, el VAR volvía a actuar, para revisar una posible mano de Bartra en el área que había pasado inadvertida. Tras la revisión, el árbitro señalaba penalti para los merengues. Ramos era el encargado de lanzarlo y transformarlo, para volver a dar la vuelta al marcador. A punto estuvo el Madrid de finiquitar el partido con un remate de Isco que Joel salvaba.

Pero ya con uno menos, el sentimiento de impotencia en los jugadores verdiblancos iba en aumento y el Real Madrid se encargó de adormecer el partido para mantener el resultado. Finalmente, los tres puntos viajarían a la capital y el Betis de Pellegrini sufre su primera derrota en liga tras las dos victorias anteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *