unicaja manresa liga endesa

Unicaja cae ante un Manresa superior durante gran parte del partido por 86-90. Los de Casimiro pagaron de nuevo su falta de acierto en los triples. Tercera derrota para los malagueños y segunda en el Carpena.

Unicaja cae ante un Manresa superior con un marcador de 86-90. Los de verde acumulan así su tercera derrota en la Liga Endesa y la segunda en el Martín Carpena. Aunque el partido anterior finalizó con victoria frente al Andorra.

Luis Casimiro apostó por un quinteto conformado por Mekel, Francis Alonso, Axel Bouteille, Thompson y Volodymyr Gerun. Los malagueños tuvieron la tarea de mejorar el rebote y sobre todo los triples. Un 33,8% de casi 22 intentos de tres puntos anotados. Porcentajes bajos desde el los 7 metros para el baloncesto actual.

quinteto unicaja manresa

El club catalán llegó al partido como duodécimo mientras los unicajistas ocupaban la decimotercera plaza de la clasificación. Unicaja cae ante Manresa dejando a los barceloneses por encima de la tabla.

Los locales tardaron 2:40 minutos para anotar sus dos primeros puntos. Tiros fallados y pérdidas en ataque. Los catalanes arrancaron con las ideas más claras atacando desde el exterior. Boutielle lo intentó constantemente por dentro. Eatherton impuso su ley desde la zona de triples con siete puntos en menos de cinco minutos. La pizarra de Pedro Martínez mostró mayor efectividad en los primeros 10 minutos de encuentro.

Brizuela, Abromaitis y Alberto Díaz despertaron a los suyos. Sin embargo, la reacción de los barceloneses era inmininte a las canastas de los malagueños. El primer cuarto concluyó con un 15-25 claro a favor de los visitantes. 71% en tiros de campo frente al 50% de los de Casimiro. Ni un solo triple entró a canasta de cuatro intentos. El principal problema de esta temporada para los andaluces.

Mekel anotó al inicio del segundo cuarto con rapidez. Waczynski consiguió el primer tiro de tres anotado para los suyos. Cinco puntos para recortar las diferencias en un minuto. Brizuela siguió el camino del polaco para conseguir otro tiro de exterior. A solo dos puntos se pusieron en el inicio del cuarto. Unicaja atacó con menos posesión, tiros más rápidos y decididos. El parcial de 10-0 provocó el empate en el marcador.

Martínez encauzó de nuevo a su plantilla para lograr distanciarse de nuevo en el luminoso. Aun así, la actitud de los verdes fue diferente con una mayor agresividad defensiva y en los robos. Aunque esa energía ocasionó algunas precipitaciones y malas jugadas de los locales. Dani Pérez puso a nueve la diferencia, los mismos puntos conseguidos en su casillero personal en este envite.

La acción diferenciadora fue un triple de Tabu con falta personal incluida. La mayor diferencia hasta ese momento alcanzada con 15 puntos arriba para los visitantes. La primera parte del choque finalizó con un 34-48. El brío inicial de los malagueños no sirvió para el arreón final del Manresa. El joven Nzosa dejó una buena actitud en ataque y en defensa.

El tercer cuarto no trajo buenas noticias para el Unicaja. En su lugar, los manresanos mantuvieron su dominio. Algunos triples aislados de los malagueños impidió una diferencia más abultada. Otra vez Dani Pérez demostró su estado de gracia con varios tiros desde el exterior. El jugador de Hospitalet hacía puntos para ser elegido como el mejor del partido. Tabu puso una diferencia de 20 puntos. Cada vez era más impensable la remontada. Aun así, Casimiro intentó una reacción de los suyos con un tiempo muerto. Por esa razón un parcial de 5-0 dio buena cuenta de ese intento de remontada.

Guillem Jou recogió el relevo anotador de Pérez. Francis Alonso despertó en un intento de levantar un envite que parecía escaparse. Un 58-73 indicó el electrónico con la finalización del tercer cuarto.

unicaja manresa

El Unicaja de Málaga no se rindió. La presión defensiva en busca del robo volvió a activarse. Aunque la tarea no era menos fácil. Manresa aglutinó mayor tiempo de posesión en busca del control del partido. El problema llegó con el continuo acierto en el exterior entre Pérez y Tabu. Un 60% de tiros de tres conseguidos, es decir, 12 de 20 intentos encestados. Los locales mejoraron a raíz de las canastas exteriores de Alonso llegando al 44% de acierto. Un porcentaje insuficiente ante unos catalanes finos en los lanzamientos.

Nzosa seguía aprovechando sus minutos en pista. Pese a sus 16 años, el jugador africano no se arrugó en ningún instante con buenas canastas en la pintura. La tensión aumentó con el acercamiento de los malagueños en el marcador. Un 76-83 que puso más emoción al encuentro. Jou puso tierra de por medio con un nuevo triple anotado. Y Waczynski respondió con otro. La gran aportación de Nzosa fue decisiva para las opciones de los suyos en el choque. Esa actitud supuso un 84-87 que acercó a los unicajistas.

Sin embargo, un rebote en ataque de Manresa parecía dar la victoria a los visitantes. Rafa Martínez puso la estocada final con sus dos tiros libres anotados. Aun así, los de la Costa del Sol tuvieron una última ocasión para ajustar el resultado. Pese a todo, los locales cayeron con las botas puestas. De nuevo lo de Casimiro volvieron a reaccionar en los minutos finales y cerca estuvieron de dar la campanada. Unicaja visitará al Mornar el próximo martes 6 de octubre a las 18.00 horas en su tercer partido de Eurocup.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *