barcelonasevilla

Crónica Barcelona Sevilla. Reparto de puntos en el Camp Nou, en un partido en el que el equipo hispalense fue superior en muchos tramos.

El Sevilla sacó un empate del Camp Nou ante el Barcelona. La primera gran prueba de fuego para este equipo la han superado con nota. Se adelantaron muy pronto con un gol de De Jong. Pero un fallo de Navas les costó el empate casi de inmediato.

Sin ningún miedo, el Sevilla saltaba al Camp Nou a disputarle el balón al Barcelona. Presionando al rival y superando la presión de los azulgranas, el equipo hoy dirigido por Pablo Sanz, salía con las ideas claras. Había venido a Barcelona a competir de tú a tú.

La primera ocasión fue sevillista, en un remate de Rakitic tras un córner que se marchaba fuera. Pero, poco después, otro córner acabó con mejor resultado. Koundé dejaba el balón muerto para que Luuk De Jong cazará el esférico e hiciera el cero a uno. El holandés se desquitaba así del partido del año pasado.

Por desgracia, la alegría en los hispalenses duró poco. Un fallo en el despeje Navas dejaba en bandeja el gol a Philippe Coutinho. Y el brasileño, a placer, hacía el empate apenas un minuto después. A pesar del gol encajado, los andaluces no se vinieron abajo. Eran capaces de quitarle la posesión al Barça, además de anular a los delanteros culés. Fernando estuvo a punto de cazar un centro del capitán sevillista, que pudo significar el segundo del Sevilla.

Ambos equipos estaban bien colocados en el campo, cerrando espacios y sin permitir ocasiones. Se encontraban cómodos sin balón. Griezmann tuvo un disparo muy forzado que se marchó fuera. Ansu Fati lo probó desde la media distancia, pero Bono atrapaba el balón. Los rojiblancos respondieron por mediación de Suso, que tras robar en campo contrario, estrellaba su balón con el lateral de la red.

La única ocasión destacable a partir de ahí fue de Messi, con un disparo que salió desviado. El partido estaba siendo una disputa táctica por parte de ambos, que presionaban la salida y se cerraban bien atrás. Las fuerzas estaban muy parejas. Al descanso, el partido se marchó con el empate a uno. Buena imagen la dejada por el Sevilla en los primeros 45 minutos.

barcelona sevilla

Tras el regreso de vestuarios, Griezmann pudo plantarse solo ante Bono, aunque se le fue el balón largo. A partir de ahí, el Sevilla siguió con su plan y seguía discutiéndole la posesión al Barça. Y de hecho, lo hacía. Los atacantes blaugranas estaban desaparecidos y, por momentos, el partido era un monólogo.

Sanz daba entrada a Munir y a En Nesiry por Ocampos y Suso. Y los hispalenses tuvieron la más clara de esta segunda mitad. Un centro de En-Nesiry rebotaba en Piqué, cuyo rechace se estrellaba en el larguero. Las ocasiones seguirían sucediéndose. Primero un tiro de Rakitic que se iba desviado, y luego un remate de Koundé que tampoco encontraba puerta.

El partido tenía un dominador claro, con los sevillanos jugando la mayor parte del tiempo en campo contrario. Sin embargo, las ocasiones claras no llegaban, ante un Barça que parecía falto de energía. Pero con el paso de los minutos, los sevillistas parecían empezar a dar por bueno el empate, bajando el ritmo e intentando dormir el partido.

Messi, con un disparo desde la frontal, probó a Bono, que estaba atento para repeler el esférico. Carlos Fernández entraba al terreno de juego en sustitución de De Jong en los últimos minutos. El canterano todavía parece tener opciones de quedarse.

Los últimos minutos fueron de los locales, que intentaron dar un paso adelante. Trincao, en el mano a mano, se encontró con el guardameta marroquí del Sevilla, que estaba completando otro buen partido. Aunque el balón ahora acechaba el área hispalense, estos conseguían defenderse y daban por bueno el empate. Reparto de puntos y, tras muchos años, el Sevilla se marcha del Camp Nou tras haber dado un gran imagen. Este equipo quiere competir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *