Los de Diego Martínez se enfrentaron al Paok en un encuentro que dejó mucho que desear.

El Granada no consiguió centrar el juego en casa ante un Paok con una defensa muy consolidada atrincherada en su área. La paciencia fue algo fundamental que los rojiblancos tuvieron que tener para intentar ver las grietas de esta muralla griega.

Saltaban al campo ambos equipos en Los Cármenes con sistemas dibujados en el césped muy parecidos. Comenzaba el encuentro con una primera internada de Giannoulis por el costado zurdo pero estuvo bien tapado por la defensa nazarí. Hicieron un balón largo para buscar a Luis Suárez por alto pero el balón acaba en manos de Zivkovic. El Granada volvía a jugar con una defensa de cuatro para conseguir atrás mayor seguridad. Milla intentaba buscar a Machis pero se topó por alto con la buena intervención de Ingason. Los de Diego Martínez querían empezar a crear peligro pero tenían que tener paciencia y buscar los espacios claros. Empezaban con un ritmo bastante lento en este inicio de partido y el Paok no tenía problemas para llegar al área rival.

Llegaba el primer susto para el conjunto nazarí con una falta peligrosa del Paok pero Schwab no logró conectar para rematar en portería. El Granada no conseguía subir el ritmo del encuentro tocando mucho atrás sin crear peligro pero Kennedy quería subir con intención la banda diestra pero en el último regate para encarar la entrada al área le arrebató el cuero Crespo. El equipo nazarí seguía sufriendo con una falta lateral peligrosa a favor del Paok pero el remate de Varela se marchó desviado cuando tenía la portería para él solo. Segunda ocasión de peligro que realizaba el equipo griego que se mostraba muy sólido y ordenado en el campo.

Sin embargo, los de Diego Martínez seguían intentando buscar huecos y Milla puso un centro al área buscando a Luis Suárez que no cazaba ningún balón. El Paok empezaba a defender con un 5-4-1 creando un embudo que era imposible de traspasar. Se producía la primera tarjeta amarilla del encuentro para el equipo griego y una falta tirada por Milla en corto para Gonalons que intenta llegar Luis Suárez pero el balón da en Soares y se termina la jugada con quejas por no pitar mano. El Paok puso un centro de la diestra de Ingason que remata al palo Schwab pero rozó el poster de la portería salvando de nuevo por muy poco que el Granada encajara el primer gol del encuentro.

Machís lo volvía a intentar con la zurda pero se encuentra con el guardameta griego en el palo de la portería que para sin problemas. Se cumplía la primera media hora de partido en el que el Granada estaba descentrado y el Paok se reprimía abajo para que no llegase el equipo nazarí. El partido comenzaba a calentarse por una disputa entre Milla y Zivkovic  por una agresión bastante dudosa por parte del Granada pero continuaba el encuentro con un córner a favor del conjunto griego que se quedó en nada porque no había nadie para rematar.

Los de Ferreira seguían presionando en el césped con una buena jugada colectiva en línea de tres cuartos con asistencia de Schwab que no encuentra compañero por poco. El Paok se iba al descanso un con una buena jugada de Ingason que salió con todo desde el centro del campo donde regateó a dos rivales y disparó al entrar al área al lateral de la red. Sin embargo, los rojiblancos se llevaban la primera tarjeta amarilla para Herrera. Una primera parte en la que faltó más protagonismo y presión por parte del equipo nazarí.

Volvía el encuentro con una segunda parte sin cambios en ambos equipos y con un control de los de Diego Martínez que empezaron mucho más fuerte con dos buenas ocasiones. Primero un centro de Gonalons que no remató Kenedy y un centro de machis que acaba en las manos de Zivkovic. El Granada salió con ganas de marcar y casi lo consiguieron con un saque de esquina cerrado de Milla que remata Gonalons pero despeja el guardameta griego con muchos reflejos. No llegaba el gol para el conjunto nazarí con otro intento de Kenedy pero fue un tiro mordido con la derecha muy flojo que paró el guardameta sin problema.

Se cumplía el minuto 58 de partido cuando Diego Martínez hizo el primer cambio de Herrera, con una amarilla peligrosa, por Jorge Molina para conseguir un juego más directo con dos delanteros en la zona de ataque con un 1-4-4-2. Crespo le está ganando la partida a los jugadores rojiblancos cuando intentan entrar en el costado y el Paok seguía creando peligro con un centro de Murg que acaba en manos de Rui Silva. Ferreira realizaba dos cambios en el minuto 70 de partido para agilizar el encuentro pero el Granada seguía intentando poner el esférico en la portería con un balón largo de Germán al que estuvo cerca de llegar Molina pero se anticipó Zivkovic. Volvió el granada al 1-4-3-3 reforzando el centro para generar fútbol con un pase filtrado de Montoro buscando a Molina pero llevaba demasiada potencia.

No estaba siendo un partido muy fluido y al Granada le costaba tanto a nivel ofensivo como defensivo sin conseguir encajar las piezas en el campo. El Paok seguía atacando con un remate  de Schwab desde el borde del área pero la defensa local logro rechazarlo sin la intervención de Rui Silva. El equipo nazarí aprovechó los últimos minutos de partido para sacar a Gonalons y Machís y sustituirlos por Eteki y Duarte.

El encuentro estaba más que terminado con una última oportunidad de los de Diego Martínez por una falta botada que no remata Germán por muy poco en el borde del área chica. Un irreconocible Granada que ha conseguido al menos un punto de este partido ante un centrado y sólido Paok.

Fuentes imágenes: Marca y AS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *