sabadell almería

El Almería consiguió vencer al Sabadell, en un partido en el que jugaron con un hombre menos durante toda la segunda parte.

El Almería ganó por 1 a 2 y se llevó los tres puntos de Sabadell en el último suspiro gracias a un gol de Ramazani. El belga también provocó el penalti del primer gol de los suyos. El cuadro indálico jugó con un hombre menos toda la segunda mitad por la expulsión de Peybernes y Fernando Martínez llegó a detener un penalti que habría puesto por delante a los catalanes.

El Sabadell comenzó intentando llevar la iniciativa del choque, con un Almería esperando. Pero fueron los almerienses los que dieron el primer aviso, con un gol anulado por fuera de juego. Y, poco después, los de Largie Ramazani provocaba un penalti para los suyos, que Agor Aketxe era encargado de convertir. Los indálicos se habían desquitados del dominio inicial y ya estaban por delante.

Tras el gol, los de José Gomes dieron un paso hacía delante, siendo ahora los encargados de llevar la iniciativa. Los papeles se habían intercambiado y el conjunto catalán ahora buscaba las opciones al contraataque. El choque entró en una fase lenta, con muchas interrupciones en el juego, donde las ocasiones no llegaban.

El Sabadell fue recuperando terreno poco a poco y empezaba a jugar cada vez más cerca del área del Almería. Y, de hecho, los locales pudieron empatar el partido, pero el colegiado anuló un espectacular gol de chilena de Edgar Hernández por falta previa. Ninguno de los dos equipos creaban peligro con el juego estático, cometiendo muchos errores en el centro del campo.

Pero eran los blanquiazules los que daban mayor sensación de peligro. Y esto se acabó traduciendo en el empate mediante un cabezazo de Stoichkov. El Almería se había relajado y estaba siendo claramente superado en los últimos minutos.

Y si la inercia del equipo ya estaba siendo negativa en ese punto del encuentro, la expulsión de Mathieu Peybernes empeoró más las cosas. El francés veía dos amarilla en apenas dos minutos, la primera por protestar, y dejaba a los suyos con uno menos para la segunda mitad. Con el empate en el marcador, ambos conjuntos se marchaban a vestuarios. Los de José Gomes tendrían que intentar aguantar otros 45 minutos para sacar algo de Sabadell.

Gomes tenía que mover ficha ante el escenario que se le planteaba. Centelles y Robertone se quedaban en el banquillo y salían Jorge Cuenca e Iván Baillu, reforzando la defensa. El Sabadell salía de nuevo con la iniciativa y Edgar Hernández pudo hacer el segundo. Fernando Martínez pudo repeler y atrapar el balón en el mano a mano. El propio Edgar volvió a avisar con un disparo en un libre directo que se marchaba por poco.

El Almería estaba sufriendo. Iván Baillu, que había entrado tras el descanso, hacía un penalti por mano, en una acción que no dejaba dudas. Pero quien apareció fue Fernando Martínez. Si antes paró un mano a mano, ahora detenía el penalti lanzado por Stoichkov. Su equipo seguía con vida y, en buena parte, era por la actuación del guardameta en esta segunda mitad.

Justo antes del penalti, el técnico luso del Almería realizó otros dos cambios. Umar Sadiq y José Carlos Lazo entraban en sustitución de Pedro Mendes y el goleador Aketxe. Dos cambios ofensivos para intentar amenazar a pesar de la inferioridad numérica. Y, tras el penalti, el equipo andaluz intentó estirarse un poco y buscar los espacios, empezando a acercarse al área del Sabadell.

Lazo estaba empezando a crear problemas a la defensa local, encontrando los espacios y teniendo un par de ocasiones en las que pudo hacer el segundo de los suyos. Pero los locales espabilaron y volvieron a encerrar al Almería en su área. La zaga almeriense estaba atenta y seguía repeliendo todos los balones que llegaban a su área.

Pero, ya habían avisado antes al Sabadell, que cada vez dejaba más espacios atrás. Y esta vez, Largie Ramazani, con un disparo cruzado tras una carrera a la contra, le daba a su equipo tres puntos que parecían imposibles. La dinámica del Almería ha cambiado y ya empiezan a asomar la cabeza en la zona alta de la tabla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *