pablo blanco 53 anos sevilla

Pablo Blanco, 53 años ininterrumpidos en el Sevilla FC, atendió a El Diario Deportes en una entrevista publicada en Onda Corazón radio y televisión. El ex jugador y coordinador de la cantera hace un repaso de la importancia del filial además de otras anécdotas desde su puesto de secretario técnico.

Pablo Blanco, 53 años en el Sevilla FC, ofreció una entrevista a El Diario Deportes desde el canal de YouTube de Onda Corazón radio y televisión. El ex jugador rojiblanco y actual secretario técnico del club repasó la trayectoria de la cantera sevillista en los años de bonanza y anteriores. Por ello, muchas anécdotas y ocurrencias han quedado marcadas en una de las leyendas del equipo de Nervión.

Blanco nació en la capital andaluza el 16 de diciembre de 1951 y bautizado en la iglesia de Omnium Sanctorum. «Yo soy macareno, pero en la basílica no se puede hacer bautizos. Así que me bautizaron en la calle Feria». Sevillano por los cuatro costados, siente el fútbol desde muy pequeño. Por ello, sus primeros pasos en el balompié se dieron lugar en el CD Círculo Don Bosco, equipo de los Salesianos de la Trinidad.

pablo blanco sevilla

A partir de ese momento, el Sevilla FC se fija en sus formas como defensa central y deciden incorporarlo en la temporada 1967-68 a sus categorías inferiores. «Soy un jugador del siglo pasado, fíjate tú», añadió con un toque sarcástico.De esta forma, Pablo Blanco pasó 53 años en el Sevilla.

Desde es momento, el zaguero pasó por una serie de idas y venidas en cuanto a rachas de su equipo. «Cuando llego al primer equipo descendemos. Estuvimos tres años en Segunda. En el 75 subimos y tuvimos una serie fenomenal de resultados. En los 90 volvimos a tener una serie de problemas».

Sin embargo, en los 2000 se produjo un hecho que cambió la historia de la entidad. A los mandos llegó Roberto Alés como presidente y de la mano incorporó a Monchi en la dirección deportiva y a Joaquín Caparrós como entrenador. «El club tenía dificultades en lo económico e incluso en lo social. Alés llegó con ese talante y con esa experiencia de empresario. Por ello, le dio un giro, paciencia y tranquilidad que le hacía falta a la sociedad. Con la UEFA de 2006 se produce un crecimiento inenarrable. Yo aún no me lo creo después de 53 temporadas ininterrumpidas en el Sevilla».

pablo blanco caparros marchena

Antes del éxito, Roberto tuvo que hacer una serie de movimientos arriesgados en cuanto a salidas de canteranos importantes. Una lista conformada por nombres como Carlos Marchena, Juan Velasco o Jesuli. Posteriormente sonarían otros como Julio Baptista o Sergio Ramos. Aun así, la venta más importante se produjo con la de José Antonio Reyes en el año 2003 al Arsenal por unos 30 millones de euros.

Para Pablo Blanco, Reyes ha sido el futbolista con más talento del filial sevillista. «José Antonio vino por primera vez con 9 años como benjamín aunque ya jugaba con los alevines. Era un adelantado a su edad». Ante esa chispa natural del zurdo sevillano tuvo su contraparte en el carácter de Ramos. «Sergio es mucho más contundente y pragmático, con una personalidad y un don de mando espectacular. En la fábrica de la Carretera de Utrera no fabricamos, moldeamos talento. Nosotros intentamos dejar correr el talento».

pablo blanco dorsal leyenda

La clave del éxito del producto hispalense es el trabajo y el esfuerzo. Pese a ello, algunos casos se han quedado por el camino sin llegar a tener un peso importante en el primer equipo en los últimos tiempos. Juan Cala, José Campaña o Antonio Luna son ejemplos de ese factor. Y la culpa no es de ellos. «El nivel del primer equipo es muy alto. La competitividad es muy alta. Cuando un chico joven sale de la cantera le falta partidos. Por ese motivo, la experiencia se gana en un equipo de inferior nivel al del Sevilla. Como hacer un máster».

Carlos Álvarez mantiene ese estatus de jugador más talentoso de las categorías inferiores en estos momentos. Sin embargo, las dos últimas grandes explosiones tienen diferente destinos. La primera, la de Jesús Navas, emblema nervionense campeón con el Sevilla y con la Selección Española.

Pero como toda anécdota, Navas no era el objetivo de Blanco. «Nosotros no conocíamos a Jesús. Fuimos muchas veces a Los Palacios a ojear a Wilfred. El portero del equipo que es muy grande como el del Rayo Vallecano. Yo viajé al pueblo a hablar con Manolete, presidente del club, para pedirle que dejase al chaval hacer las pruebas en el Sevilla». En medio de la negociación, de fondo, un partido del conjunto local en el estadio municipal. Blanco observó de reojo a un chico pequeñito que demostró una habilidad impresionante durante todo el encuentro destacando su desborde y velocidad.

pablo blanco jesus navas

«Yo le pregunté si podía mandar también a las pruebas a ese pequeño. Me dijo que se llamaba Navas. Pero eso sí, su familia estaba muy unida y sería difícil convencerla». La insistencia dio sus frutos con la ayuda del entrenador de Los Palacios que los acercó a las instalaciones rojiblancas.

«En el primer entrenamiento con nosotros fue un escándalo. Lo hacía muy bien contra nuestros canteranos. Después organizamos un partido y jugó mejor. Así que lo firmamos del tirón». Aunque en la negociación incluyeron a su hermano para flexibilizar la postura del padre del palaciego.

El otro caso se corresponde con el de Ansu Fati, prominente futura estrella de La Masia del FC Barcelona. Sin embargo, el bisauguineano pasó por un breve periodo de tiempo por el filial sevillano. De nuevo se repite la historia. Ansu no era el principal objetivo. «Yo recibí informes de su hermano, Braima, que jugaba en el Marinaleda y además tengo buena relación con Sánchez Gordillo que me habló de él. Cuando fui a verlo jugar, allí estaba Ansu con 7 o 8 años jugando con un balón. La gente empezó a decirme que era mejor que Braima. Un chaval muy risueño y con buena planta».

El hermano mayor llamó la atención por su poderío físico en el ataque. Blanco decidió llevárselo junto con su hermano pequeño para contentar a su padre. La línea de autobuses del Sevilla recogía todos los días a ambos jóvenes. Ansu comenzó a destacar entre los de su edad. «Le sucedió como a Reyes. Jugaba contra chicos mayores que él y en los torneos destacó mucho. El único error que cometimos fue llevarlo con los alevines a La Liga Promises que se jugó en Cádiz. Allí se le dio bien y el Barcelona se fijó en él. Los jugadores están libres de cadetes para abajo».

pablo blanco jose castro

Pablo destaca finalmente toda la pasión de todos los miembros que conforman el Sevilla FC. «Desde José Castro hasta los entrenadores de la cantera curran muchísimo. Porque somos personas de aquí que sienten esto. Muchos directivos son hijos o nietos de sus antecesores y le echan muchísimo cariño a lo que hacen».

Un sevillista con 53 años dedicados sin parar al club de su vida. Por ello, el ex jugador y actual coordinador de la cantera de la entidad se siente un afortunado porque, como bien dice, «he hecho lo que me gusta en mi equipo y en mi ciudad». Una persona afortunada llena de valores y de sentimientos como sevillano, sevillista con el título de Dorsal de Leyenda y macareno confeso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *