betis eibar

El Betis volvió a perder en la Liga, esta vez ante el Eibar. Los verdiblancos fueron claramente de más a menos en el partido.

El Betis sigue en caída libre en la la Liga tras perder en el Villamarín ante el Eibar. Aunque los de Pellegrini comenzaron bien, se fueron diluyendo con el paso de los minutos. En los primeros minutos de la segunda mitad, los armeros hicieron sus dos tantos. Joel Robles paró un penalti en los últimos minutos para evitar la tercera goleada consecutiva.

El cuadro bético comenzó llevando la iniciativa, intentando atacar la portería de Dmitrovic. Pero poco duró este empuje, ya que las fuerzas se igualaron rápidamente. Ambos equipos mostraban sus cartas. Los locales, a tener la posesión y mover al rival. Y los visitantes, juego directo, con pocos toques y buscando la segunda jugada.

La banda izquierda verdiblanca estaba siendo la principal baza ofensiva del equipo. Y en un pase hacia Tello, en el que el defensor dudó, el catalán se plantó ante el portero serbio del Eibar. Pero este último le aguantó y acabó sacando la primera gran oportunidad del partido. Paradón de Dmitrovic para mantener las tablas.

Aun teniendo el control del esférico, los hispalenses tenían problemas para generar verdaderas ocasiones de peligros. De hecho, Sanabria estaba casi desaparecido, sin poder participar en el juego de los suyos. Otro al que le estaba costando tener influencia en el juego de los suyos era a Nabil Fekir. Y cuando el francés no participa con asiduidad, el Betis lo nota y mucho.

Poco ocurría en el partido, ya que el conjunto armero estaba bien plantado en el campo y el Betis estaba muy bloqueado. Los de Pellegrini no encontraban la manera de generar ocasiones claras y el Eibar seguía a lo suyo con los balones largos e intentaba forzar pérdidas. Y de estas los béticos ya habían tenido algunas peligrosas.

Y en una de esas, el Betis se libró del primero del Eibar por un fallo infantil de Inui, que en un balón que ya entraba, lo tocó estando en fuera de juego. El VAR fue el encargado de anular el gol. Aviso serio a un equipo verdiblanco que había ido de más a menos. De hecho fueron los vascos los que acabaron atacando la primera mitad, pero el marcador no se movió.

La segunda parte empezó de la peor manera. Córner favorable para el Eibar, peinaba Burgos en el primer palo y Muto aparecía en el segundo para adelantar, esta vez sí, al cuadro armero. Con los problemas del Betis para marcar goles, el partido se ponía muy cuesta arriba, además ante un rival que iba a seguir exigiéndole.

betis eibar

Pero las cosas todavía podían ser peores. Joel sale a intentar cortar una carrera de Correa. Pero en una jugada totalmente innecesaria y evitable, el guardameta bético hacía un penalti muy claro. Esteban Burgos era el encargado de hacer el segundo. La escuadra verdiblanca estaba claramente tocada. La crisis se agrandaba.

Los de Pellegrini tardaron en volver a tener una mínima reacción. Y es que aunque el chileno dio paso a Loren, Borja Iglesias y Diego Laínez, ninguno de los tres cambió la dinámica del equipo. La ocasión más clara para recortar distancias fue un remate de Bartra, que Dmitrovic atrapó sin complicaciones. Pero la realidad es que el Eibar tenía la situación controlada.

Los minutos seguían pasando y los verdiblancos no parecían tener idea de como inquietar a la zaga. Por si fuera poco, Bartra se dormía en los laureles, Inui le ganaba la partida y el catalán no tenía más remedio que hacer penalti. Esta vez Joel adivinaba la intención de Sergi Enrich y paraba este segundo penalti, evitando otra goleada más. Pero, de nuevo, los sevillanos se quedaban sin ver portería y encajaban otros dos goles. Ya son 23 en 11 partidos. Y otros tres puntos que volaban lejos del Villamarín. La zona de descenso ya empieza a acechar y la crisis se agranda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *