tomares elimina al chinato

La Unión Deportiva Tomares, fundada en 1976, juega a las siete de la tarde del martes 15 de diciembre el partido más importante de su historia. Y lo hará casi en solitario, pues sólo 400 espectadores serán los que entrarán en el Estadio de la Cartuja para vivir la primera ronda de la Copa del Rey ante el Club Atlético Osasuna. La pandemia hizo que el camino copero pasara por la pasada Copa de Andalucía en Marbella y, ahora hace que el cuadro auriazul no vaya a sentir el calor de su afición en el recinto que quiso ser olímpico, con capacidad para 60.000 espectadores.

Allí se darán cita el colista de la Liga y el líder del Grupo 1-B de División de Honor. Es decir, cuatro categorías de diferencia entre visitantes y locales. Por ello, Jagoba Arrasate, técnico osasunista, fue claro en la rueda de prensa previa al choque:  “Tenemos la obligación de pasar de ronda”. Los navarros no evitan, a pesar de las opuestas dinámicas de resultados de ambos, el cartel de evidentes favoritos. Osasuna ha sumado un punto en los últimos seis partidos y el Tomares lleva mes y medio invicto.

Aún así, el enfrentamiento entre profesionales y amateurs sobre el césped natural de la Cartuja se antoja desigual en lo deportivo. Y en ilusión. Todo lo que no sea una victoria fácil del conjunto rojillo será motivo de orgullo para los pupilos de Rafa Tubío, que cuenta con las bajas de los defensas Juan y Barbecho y del delantero Salvi Moya. La principal novedad en el once puede ser el atacante camerunés Yvan Nkolo, fichado por el conjunto aljarafeño la pasada semana. Por su parte, Arrasate, que viaja al frente de una convocatoria de 18 jugadores, se espera que dé minutos a los menos habituales en busca de una clasificación que insufle moral tras un mal inicio liguero.

Por David Niebla

Redactor del Sevilla FC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *