córdoba albacete

El Córdoba CF estará en la próxima ronda de la Copa del Rey, tras eliminar merecidamente en El Arcángel al Albacete

La Copa con este formato siempre da oportunidades. Así lo ha demostrado el Córdoba, que se ha impuesto por 1-0 al Albacete, equipo de una división superior, y estará en la próxima ronda de la Copa del Rey. Los cordobeses merecieron la victoria, aunque el tanto fue en propia puerta, por un mal despeje de Gorosito.

Empezó con buenas sensaciones el equipo de Pablo Alfaro y con una ocasión muy clara. Piovaccari estrellaba su primer remate en el larguero. Poco después, el italiano volvería a rematar otro centro, aunque en esta ocasión el balón se iba por encima de la portería. Los cordobeses salieron sin miedo y dispuestos a competir.

De hecho, el control del partido era suyo. Posesiones largas, movimiento de balón y esperando encontrar le hueco. El Albacete por su parte, esperaba atrás, viendo que, aún con la una categoría de diferencia, iba a ser un partido muy disputado.

Pero el ritmo del partido comenzó a bajar con el transcurso de los minutos, en parte por los continuos parones en el juego. A partir de ahí, el partido se volvió aburrido y no se volvieron a ver más ocasiones de peligro en ninguna de las dos áreas. Los manchegos seguían sin querer arriesgar demasiado mientras que el Córdoba no movía el balón con la velocidad necesaria para abrir la defensa rival. Poco que contar y ningún gol al descanso.

Comenzó avisando en la segunda parte el cuadro visitante, con un disparo de Álvaro Jiménez que Edu Frías tuvo que enviar a córner. Después de esta ocasión, de nuevo ocurría poco en el encuentro, con un Albacete que no se terminaba de estirar y un Córdoba al que le estaba costando algo más tras la reanudación.

En partidos así, sólo un error o un pequeño detalle suele ser lo que haga que el marcador se mueva. El Córdoba lo había intentado algo más en la primera mitad y en esta segunda se encontró el premio casi sin querer. Centro de Samu Delgado que Gorosito despeja mal y acaba marcando en su propia portería, para poner a los andaluces por delante.

El gol provocó que el Albacete intentará reaccionar y el partido ganara ritmo. Al equipo albaceteño no le quedaba otra que coger el mando ahora y lanzarse a por un gol que no habían buscado apenas en los minutos anteriores. No les costó mucho encerrar al conjunto de Alfaro, pero estos se defendían con soltura. La gran ocasión de los manchegos llegó tras un fallo de Edu Frías, pero Xavi Molina taponó el disparo de Ortuño.

El Albacete arriesgaba mucho y su ataque cada vez era más desordenado, buscando continuamente centros al área que repelía la defensa blanquiverde. Partido muy serio atrás el que estaba realizando el Córdoba. De hecho, apenas dejaba hombres atrás el conjunto de Alejandro Menéndez, por lo que los locales podían buscar la sentencia del partido.

Pero el sufrimiento no había acabado, ya que un fallo de Djetei, dejando un balón muerto acabó con un balón estrellado en el palo por parte de Liberto. Se había salvado el Córdoba, que empezaba a acusar el esfuerzo. Pero poco más ocurrió y el conjunto de Pablo Alfaro sigue con su buena racha y avanza en la Copa del Rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *