malaga paga las bajas

La plantilla profesional del Málaga paga las bajas después de la expulsión de Rahmani ante la UD Logroñés. Los blanquiazules jugaron con 7 jugadores de la primera plantilla durante muchos minutos. El cuerpo técnico arriesgó por cometer alineación indebida si se quedaban con 6 futbolistas con fichas del primer equipo.

La plantilla del Málaga CF paga las bajas sufridas en las últimas jornadas de La Liga Smartbank por lesiones o por sanciones. Así, los malagueños se presentaron anoche ante la UD Logroñés con solo 12 jugadores profesionales. Todo se complicó con la polémica expulsión de Yanis Rahmani con 55 minutos de partido por delante. Por ello, con simplemente 8 profesionales sobre el césped, los andaluces se quedaron con 7 en el terreno de juego.

Una situación compleja y arriesgada. El cuerpo técnico decidió mantener a sus chicos. Otros problemas físicos o cualquier infracción podría haber dejado al cuadro malacitano con 6 futbolistas y, por lo tanto, habrían cometido alineación indebida. Una circunstancia que hubiese causado una gran discusión sobre La Liga por el criterio arbitral y también por ampliar las fichas de fichajes para los de la Costa del Sol.

Sergio Pellicer habló en rueda de prensa que una opción era sacar a Soriano, portero suplente, como jugador de campo. Así pues, el técnico valenciano volvió a admitir que espera que la institución futbolística facilite las altas en este mercado invernal. No es un secreto que la dirección deportiva del club sondea desde hace días las posibilidades para incorporar nuevos deportistas con fichas en el primer equipo.

Pellicer tiene que estar encantado con el nivel de los canteranos. Por el momento, el filial malaguista ha respondido a todas las necesidades del plantel cuando lo ha necesitado. Sin embargo, los jóvenes abarcan un gran porcentaje de la plantilla actual y el deseo es de contar con jugadores de más experiencia. Los costasoleños necesitan sumar de tres para no separarse de sus posibilidades por la lucha en los play offs de ascenso. El descenso parece ya lejano y la permanencia un objetivo cumplido, aunque mejor ser cautos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *