sevilla mestalla

Casi diez años después, el Sevilla volvió a ganar al Valencia en Mestalla. No fue fácil, pero el gol de Suso en el tramo final le dio los tres puntos

Tras la decepción del pasado sábado ante el Valladolid, el Sevilla aterrizaba en Mestalla con la obligación de sumar los tres puntos. Llevaba casi una década sin lograrlo, pero finalmente lo consiguió. El solitario gol de Suso en los últimos minutos fue suficiente para volver a sumar tres puntos y seguir mirando a la Champions League.

Salía con decisión el cuadro sevillista, dispuesto a dominar. Delante, el peor el Valencia de los últimos tiempos. Tres centrales sacó Gracia para intentar parar las ofensivas hispalenses. Tuvo algunos acercamientos el Sevilla en los primeros minutos, con algún disparo lejano y una chilena defectuosa de Lucas Ocampos.

El nivel de intensidad de los de Lopetegui fue descendiendo con el paso de los minutos. Aunque seguía siendo superior al conjunto ché, no lo demostraba con ocasiones, y mucho menos con goles. De hecho, los valencianos también tuvieron algunas oportunidades, pero Bono estuvo atento en todas ellas para evitar que los locales se pusieran por delante.

El equipo de Javi Gracia fue aumentando poco a poco la presión en la salida de balón del rival. Surtía efecto, y es que la zaga y los centrocampistas rojiblancos tenían problemas para sacar el balón con comodidad. La primera mitad acabó con un susto en la portería sevillista. Disparo desde una posición muy clara de Cherishev, pero que le salió muy centrado y pudo repeler Bono.

Comenzó el segundo tiempo con intercambios de ambos equipos. Primero avisó Suso con un centro envenenado y luego replicó, con más peligro, Cherisev. Pero el ruso se volvió a topar con el guardameta marroquí. Ninguno de los dos equipos terminaba de hacerse con el control del partido. El Sevilla intentaba controlar con la posesión, pero el Valencia era capaz de incomodarle y no le permitía generar juego con facilidad.

Suso celebrando su gol

Ya en el último cuarto de hora, los de Nervión volvieron a dar un paso al frente. Acorralaron de nuevo a su rival y tuvo dos oportunidades muy claras. Primero Koundé, con un remate que salió cerca del palo. Luego, En-Nesiry, cuyo cabezazo era parado por Jaume Domenech. Por suerte, a la tercera fue la vencida. Contra del Sevilla, balón que recibe Suso, que dispara desde la frontal y bate a Domenech. Disparo muy potente y con efecto que engañó al valenciano.

Los últimos minutos, el equipo andaluz, lejos de echarse atrás y repetir los errores del pasado, fue a por más. De hecho, si pudo haber otro gol, habría sido en la misma portería. En-Nesiry y Munir tuvieron las dos últimas oportunidades, pero ambos tiros se marcharon fuera. Aun así, Lopetegui vuelve a respirar con tranquilidad y el Sevilla comienza con buen pie este tramo duro de la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *