benfica william

El Benfica, que ya había puesto sus ojos en William Carvalho anteriormente, vuelve a la carga en este mercado invernal

A pesar de lesión el pasado fin de semana, el Benfica mantiene despierto el interés por el fichaje de William Carvalho. No es la primera vez que pone sus ojos en el centrocampista del Betis. Su técnico, Jorge Jesus, lleva detrás de él desde hace un tiempo, es una petición expresa al club y este último hará un esfuerzo por intentar traérselo en este mercado que arranca en apenas cuatro días.

Ya el pasado mercado estival, el equipo lisboeta intentó hacerse con los servicios de William. Sin embargo, en aquel momento, la oferta presentada en las oficinas del Benito Villamarín no fue suficiente. Además, Manuel Pellegrini tenía muchas esperanzas puestas en el portugués y no quería desprenderse de él. La situación, desde entonces, ha cambiado, tal y como indica el diario Record.

Carvalho comenzó siendo un fijo en el once titular verdiblanco, en parte debido a la lesión de Guardado durante las primeras jornadas. Comenzó con buen pie, con dos goles en las primeras jornadas. Pero se ha ido desinflando con el paso de las semanas y el mexicano no tardó en arrebatarle el puesto. Tan sólo las bajas en esa posición le han permitido seguir jugando con asiduidad.

El fichaje de William fue una gran inversión que nunca se ha visto reflejada en su rendimiento en el campo. 16 millones más cuatro en variables por el 75% del futbolista fue lo que pagó el Betis hace tres años. Sin embargo, el jugador nunca ha terminado de encajar en el equipo y ha sido siempre un foco de críticas. Con la situación económica actual del club, ven la posibilidad de ingresar un dinero más que necesario, sin afectar demasiado en lo deportivo.

De momento, el club bético ha tasado al jugador en 20 millones de euros. Es probable que, en caso de salir, sea por una cantidad inferior, pero que sirva para recuperar buena parte de la inversión. El principal problema para el Benfica es el elevado salario del futbolista, que tendría que negociar con su representante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *