sadiq ponferradina

Umar Sadiq fue el gran héroe del Almería con un hat-trick en media hora, en la victoria de los suyos ante la Ponferradina

Empezó el Almería este 2021 de la mejor forma, tras la goleada, obra de Umar Sadiq, a la Ponferradina. Los almerienses se impusieron por 3 a 1 en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo y sigue metido de lleno en la pelea por el ascenso directo con el Espanyol y el actual líder, el Mallorca.

El que iba a ser el hombre del partido dio su primer zarpazo en el primer minuto. Balón filtrado de Aketxe para Sadiq, que ante la salida de Caro, le bate por abajo y adelanta a los almerienses. El nigeriano vuelve a la competición tal y como la dejó: haciendo goles. Mejor comienzo, imposible.

Intentó responder la Ponfe con algún disparo lejano que no provocaba mucho peligro. Pero los rojiblancos se hicieron rápidamente con el control de la situación y empezó a tocar y controlar el choque. Había algunos acercamientos a ambas áreas, pero ninguno de los dos guardametas se veían obligados a intervenir.

El segundo zarpazo llegó a balón parado. Córner lanzado por Lazo que Caro despeja mal. El balón le fue a caer el hombre menos indicado para los intereses de los visitantes, justo a Umar Sadiq. El nigeriano no perdonaba y aumentaba la renta de los suyos. Además, era el primer doblete como jugador del Almería, pero la cuenta no acabaría ahí.

Aunque la Ponfe intentaba competir y responder, lo que acabó llegando fue el tercero de los andaluces. El protagonista, el mismo de los dos anteriores, Sadiq. El africano incluso se permitió alguna floritura que casi provocó que acabara desperdiciando la oportunidad. Cayéndose tras recortar al portero, lograba su primer hat-trick con el equipo almeriense.

El festival goleador de Sadiq ante esta Ponferradina casi aumentó poco después, con un remate duro que se estrelló en el larguero. Los leoneses estaban ya fuera del partido con el tres a cero en contra en los primeros treinta minutos. Cometían muchos errores y aunque intentaban tener la posesión para recuperarse sensaciones, todo ya marchaba a favor de los de José Gomes, que se iban al descanso con una cómoda renta.

A la segunda mitad salían los bercianos con la intención de tener la posesión, en busca de un milagro. Pero los andaluces ya estaban bien plantados sobre el terreno de juego, con una renta suficiente e incluso amenazando con marcar algún gol más a la contra. Quien no podría marcar más fue Sadiq, sustituido para evitar que viera la quinta amarilla que le haría perderse el choque del Leganés. Su sustituto, Juan Villar, pudo hacer el cuarto pero se topó con Caro.

Seguía con la posesión la Ponfe, pero sin ningún tipo de peligro. Los minutos pasaban y, tras algunas ocasiones de ambos equipos, el Almería se quedó con diez. Entrada a destiempo de Akieme, que vio primero la amarilla. Pero ni el propio jugador se lo podía creer, consciente de la dureza de su entrada. El VAR llamó al árbitro, que tras ver la repetición, cambió su opinión y mostró la roja directa al jugador rojiblanco.

Por fortuna para los andaluces, la renta era grande y ya estábamos en el último cuarto de hora de partido. Pero la Ponfe tuvo tiempo para, al menos, recortar distancias con un gol de Curro Sánchez desde la frontal del área. Con un hombre menos, el Almería acabó el partido encerrado en su área, resistiendo los intentos de los bercianos por meterse de nuevo en el partido. Pero finalmente, tres puntos más y el equipo sigue de lleno metido en la lucha por el objetivo del ascenso directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *