Almería pase

El Almería consiguió el pase a la siguiente ronda de la Copa del Rey ante el Numancia en el último suspiro del partido

Con frío y sufrimiento, el Almería consiguió el pase para disputar la próxima ronda de la Copa del Rey tras eliminar al Numancia. Los rojiblancos se impusieron por 1 a 2, con ambos goles en los últimos instantes de cada parte. Aunque fue sufrida, los de José Gomes dan un regalo de Reyes a su afición con esta victoria.

Comenzó con buen pie el Numancia, acercándose al área hoy protegida por Fernando. Salía sin ningún miedo el equipo local, con algunos centros y alguna jugada individual, pero, por el momento, sin encontrar portería. Los almerienses no tenían otra opción que replegarse atrás, esperando una recuperación y una contra que pudiera meter el miedo en el cuerpo a los sorianos.

Con el paso de los minutos, los andaluces se fueron metiendo en el partido y empezando a tomar el control. Sin embargo, el choque estaba trabado, lleno de interrupciones y sin ocasiones de gol. La más clara fue del Numancia, con un remate de Asier Benito que Fernando fue capaz de salvar y evitar el primero del partido.

No estaba cómodo el Almería, pero la diferencia de categoría salió a relucir cuando al borde del descanso, una buena jugada combinada al borde del área de Jara, acabó con un remate imparable de Robertone. El argentino, que en liga no está teniendo tantas oportunidades, la aprovechó en la Copa con este tanto que mandaba el partido al descanso.

En la segunda mitad, el Numancia salió decidido a empatar el partido, presionando arriba y con algunos disparos a los que Fernando tuvo que responder. Sin embargo, el protagonista fue Ivanildo. El portugués debutó en esta segunda mitad y lo hizo de la peor manera. El árbitro señalaba mano del luso dentro del área, y sin VAR, la decisión ya era irreversible. Menudo consiguió transformar la pena máxima y poner las tablas en el marcador.

Habían salido mucho mejor los sorianos y habían encontrado el merecido premio del empate. El cuadro indálico seguía sin ofrecer respuesta en esta segunda parte y los locales seguían gozando de ocasiones para dar la vuelta al partido. Daba la sensación que la cabeza de los almeriense estaba más en el choque del próximo fin de semana que en Soria.

En el último cuarto de hora, la reacción almeriense al fin llegó, con algunas ocasiones. Pero la gran ocasión fue otra vez del Numancia, con un remate de Gabarre que, una vez más, Fernando tuvo que salvar. Y si el guardameta fue el héroe atrás, Robertone lo fue en el ataque. Otra vez en el descuento, el argentino volvía a marcar y daba el pase el Almería sobre la bocina. No fue la victoria más brillante o merecida, pero los de Gomes acabaron imponiéndose y estarán en el sorteo del viernes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *