granada Cultu

El Granada acabó venciendo en la prórroga a la Cultu en León y avanza a los dieciseisavos de final de la Copa del Rey

Fue una dura eliminación para la Cultural. Pero el Granada acabó imponiéndose a la Cultu por 1 a 2. Eso sí, los nazaríes tuvieron que remontar y no fue hasta la segunda parte de la prórroga, que el gol de Darwin Machís, tras un error en defensa, les dio el pase a la próxima ronda.

Salió con fuerza el equipo local y consiguió sorprender a los granadinos a los dos minutos de partido. Balón despejado que caza Rovirola en la frontal, supera a dos defensas y bate con un tiro cruzado a Aarón. No podía empezar mejor el partido para los leoneses ante un Granada que salió más relajado de lo que debía.

Intentaba estirarse el cuadro de Diego Martínez para empezar a encerrar al conjunto leonés. Pero estos se defendían bien y salían rápido en la búsqueda del segundo tanto. El primer acercamiento de peligro de los nazaríes llegó por parte de Kenedy, pero su disparo se marchó a córner tras tocar en un defensa. Partido hasta el momento con un ritmo alto y con ambos equipos llegando a las inmediaciones del área contraria.

Poco a poco, la diferencia de categoría se iba haciendo notar. Los granadinos se acercaban más y más, hasta que un balón le cayó a Jorge Molina en el área y este la puso en la escuadra para igualar el encuentro. La Cultural había bajado un poco el nivel de intensidad y eso lo aprovechó el Granada al instante.

Tras unos minutos donde los andaluces asediaron, los locales consiguieron rehacerse. Se reorganizaron bien en defensa y, en cuanto surgía la oportunidad, salían a la contra, llegando al área de Aarón e incluso obligándole a intervenir en alguna que otra ocasión. Por su parte, el conjunto nazarí tenía la posesión, pero no hacía ocasiones. Al descanso, empate justo y con todo por decidir.

Con el mismo ritmo alto con el que llegó el descanso, comenzó la segunda parte. Ambos equipos no perdían el tiempo en la elaboración y se lanzaban al ataque sin pensárselo. De hecho, por momento, el partido parecía que podía romperse y convertirse en un ida y vuelta, ya que nadie parecía dispuesto a darle algo de pausa.

Ambos técnicos parecían querer seguir con este partido, pues los cambios, tanto de uno como de otro, tenían como objetivo reforzar el ataque con hombres de refresco. Estaba faltando claridad en los últimos metros para hacer ocasiones de verdadero peligro, pero ambos equipos avisaron con disparos lejanos. Al Granada le estaba costando imponer la diferencia de categoría y Diego Martínez no se guardó ya nada para el ataque, incluyendo el regreso de Darwin Machís.

El cansancio empezó a hacer mella en los leoneses, a quienes ya les costaba más responder a los andaluces. De hecho, eran estos últimos los que tenían alguna que otra ocasión, pero seguían perdonando. La posibilidad de ir a la prórroga cada vez era más real, idea que seguro no ilusionaba a Diego Martínez. Y a punto estuvo de no haberla, pero no gracias al Granada, ya que quien la tuvo fue la Cultu. De un balón largo, Pipo pudo dar el partido a los suyos pero Aarón, con una buena intervención, mantuvo el empate. Y con ello, otros treinta minutos de partido quedaban todavía por delante en el Reino de León.

En la reanudación, ambos parecía que se lo iban a tomar con algo más de calma, cosa lógica tras el esfuerzo previo. Casi se adelantó el Granada tras un centro de Luis Suárez que a punto estuvo de rematar Soro. Araujo estuvo muy atento para evitarlo, enviando el balón a saque de esquina. Pero los nazaríes tampoco iban ya sobrados de fuerzas y también tenían ya problemas para pisar área contraria. Sin embargo, cuando lo conseguían, acababan las jugadas, aunque sin acierto. Aunque, una vez más, fue Pipo para la Cultu quien tuvo la más clara. Jugadón personal, superando a varios rivales, pero Aarón, de nuevo, evitó el tanto de los locales. Quince minutos por delante todavía para evitar la tanda de penaltis.

granada Cultu

En este último tramo del tiempo extra, la Cultural ya firmaba llegar a los penaltis. El Granada, por su parte, intentaba hacer el segundo para evitar tener que jugársela en la lotería de los penaltis, pero con las fuerzas tan justas, se antojaba ya complicado. Aun así, avisó Luis Suárez con un remate cruzado que salió por muy poco rozando el palo. Pero los locales ya intentaba arañar segundos al reloj siempre que podían, aunque el cansancio era más que lógico. Y al final, en una mala salida de Zubiaurre y un despiste defensivo general, Machís sólo tuvo que empujarla a puerta vacía para evitar los penaltis. Acabó sufriendo el cuadro granadino, ya que en una jugada con varios rechaces, pudo llegar el empate. El Granada acabó cumpliendo ante una Cultu que cayó con la cabeza alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *