huesca betis

El frio de Huesca no pudo con el Betis, que acabó imponiéndose por cero a dos, sin un juego brillante, en buena parte debido al estado del césped

Partido que cerraba la jornada en El Alcóraz y en el que el Huesca acabó sucumbiendo ante el Betis, por 0-2. Los tantos de Mandi y Sanabria, ambos en el último cuarto de hora, dieron tres puntos a los béticos que les permiten respirar y afrontar con tranquilidad la semana copera que viene.

Salía con ganas el equipo alto aragonés, atacando sin miedo. De hecho, sorprendía que, durante el primer cuarto de hora, la posesión era claramente oscense. El Betis se defendía bien y no permitía ocasiones. Poco a poco, fue estirándose y recuperando terreno, lo que le llevó a que, en una falta, el colegiado señalará penalti por mano de Sandro. Tras una charla con el árbitro del VAR, la jugada se revisó, cambiando la decisión tras considerar que el jugador del Huesca tenía el brazo completamente pegado al cuerpo.

El cuadro verdiblanco siguió creciendo y ya empezaba a jugar cerca del área local. Tuvo una oportunidad muy clara Loren, pero Siovas se tiró con todo para taponar su disparo. El dominio del balón ya era bético, como se esperaba, aunque el Huesca no le perdía la cara al partido y seguía llegando a las inmediaciones de la portería de Claudio Bravo, pero sin probar al chileno.

Los sevillanos encadenaban jugadas largas, moviendo la pelota con tranquilidad hasta encontrar espacios. En una de esas, un centro lo remataba Loren casi en el área pequeña. Pero el marbellí llegó muy forzado, conectando el balón como pudo y este se marchó fuera por muy poco.

Seguía teniendo la posesión el equipo de Pellegrini, mientras que los aragoneses buscaban transiciones rápidas con las que sorprender a la defensa verdiblanca. La última de la primera mitad la tuvo el cuadro de Míchel, con un disparo de Sandro que Bravo repelía. Primera parte entretenida para lo que permitía el estado del césped, pero sin muchas ocasiones.

A la segunda mitad entraba apretando el Betis, encerrando al Huesca en su propio área. Fekir pudo abrir el marcador, pero su disparo se marchó arriba. Dominaban los andaluces. Pero el conjunto local respondió, con una contra que acabó en un remate de Rafa Mir a las nubes. Aviso a Pellegrini para no descuidar demasiado la defensa tan pronto.

Amenazaba el partido con romperse por momentos. Porque aunque los de Heliópolis intentaban mantener el balón y ralentizar el juego, el Huesca recuperaba y se lanzaba al ataque rápido. También bajó el ritmo el equipo verdiblanco, lo que permitía a los oscenses tener algunas posesiones largas también e ir ganando terreno. Las fuerzas se habían igualado de cara al tramo final, pero el empate era insuficiente para ambos.

Y cuando menos estaba dominando, el Betis encontró el gol. Centro de Emerson que caza Mandi en el primer palo, que se había quedado arriba tras un córner, anticipándose a Álvaro Fernández. Gol en un momento clave y con poco tiempo ya por delante. El cuadro aragonés ya se echó al ataque y casi sentenció Fekir, pero el guardameta esta vez paró el disparo. El rechace lo envió fuera Juanmi con todo a favor.

Pero iba a tocar sufrir. Y mucho. Porque Paul entró tarde a Okazaki, ganándose la segunda amarilla y dejando a los suyos con uno menos. Con la superioridad numérica, los locales empezaron a encerrar al Betis en busca del empate, aunque sin muchos recursos, más allá de los centros al área. Y al final, el Betis sentenció en una contra, en la que Fekir colgó el balón para que Sanabria, tirándose con todo, rematara y acabara asegurando los tres puntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *