gonalons lesiones

Maxime Gonalons volvió a tener que ser sustituido antes de tiempo ante Osasuna y suma otra más a su largo historial de lesiones

Es un problema sin solución, una relación inseparable. Maxime Gonalons y las lesiones van siempre de la mano, para desgracia del propio jugador y del Granada. El francés tuvo que volver a ser sustituido en el encuentro del martes ante el Osasuna en el minuto 50. Todavía no se sabe el alcance de la lesión y se está a la espera de más pruebas.

Para colmo, el galo volvió a estar disponible para Diego Martínez precisamente en ese encuentro. Pero, de nuevo, tendrá que pasar por la enfermería nazarí. Completó una gran primera mitad, siendo el ancla defensiva del equipo y ayudando a sacar el balón desde la defensa. De hecho, su falta se notó en los dos anteriores compromisos.

Sin embargo, sólo pasaron cinco minutos de la segunda mitad cuando se echó la mano a la parte posterior de la pierna. Mal presagio, que acabó significando su sustitución. Y ya van varias lesiones en lo que llevamos de año. No es una situación nueva para el francés, que ya en sus anteriores etapas, tanto en Roma como en Sevilla, se vio lastrado por las lesiones.

Esta temporada, dentro de lo que cabe, las lesiones no le están lastrando tanto como en temporadas anteriores. Por el momento, ha podido disputar trece partidos en la Liga, para un total de 847 minutos, en los que ha dado una asistencia. En Europa League, ha participado en los seis encuentros de la fase de grupos del Granada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *