cádiz atlético

El Cádiz acabó perdiendo ante el Atlético de Madrid en Carranza, a pesar del buen partido realizado y haberlo intentado hasta el final

El Cádiz sumó otra derrota ante el Atlético de Madrid, que es más líder de la Liga. Los de Cervera dieron la cara durante todo el partido, empatando una vez e incluso teniendo opciones de empatar, recibieron el 2-4 definitivo cuando estaban tomando riesgos en busca del gol.

Tuvo una buena carta de presentación en el partido el Cádiz, con un disparo de Alberto Perea que complicó a Oblak. En los primeros minutos, salieron a no dejarse dominar como en ocasiones anteriores. Hasta que la diferencia de calidad entre un equipo y otro empezó a hacerse notar y el Atleti se hizo con el control del partido.

En cuanto empezó a crecer el equipo madrileño, llegaron las primeras aproximaciones de mucho peligro. Primero un remate de Luis Suárez que bloquea un defensa. Luego, un tiro de Saúl que se marchaba alto. Pero muchas facilidades había dado la zaga cadista y el Atlético había perdonado ya dos veces. Los de Cervera se rehicieron atrás para no conceder más.

Con el paso de los minutos, los colchoneros, viendo que no podían encontrar la manera de superar la muralla cadista, dieron un paso atrás. Y con ello, la iniciativa pasó al Cádiz. Pero como ya se sabe, cuando este equipo tiene que crear juego con el balón en movimiento, las ideas no aparecen. Y por tanto, el Atleti no sufría y esperaba a tener oportunidades con espacios.

Y encontró su oportunidad en el balón parado. Con un golazo de falta directa de Luis Suárez, imparable para Ledesma. Se ponía cuesta arriba el partido para los locales, que tenían que reaccionar rápido. Y lo hicieron. Con un disparo potente y preciso de Negredo, al que ni Jan Oblak era capaz de llegar. Volvía todo a estar como al principio y Cervera podía respirar. El plan no se alteraba.

Pero a este Atleti le sale todo. Al borde del descanso, con el Cádiz controlando la situación, con otro balón parado, se llevaron el segundo golpe del Atlético. Centro lateral y Saúl remata en el primer palo, saliendo una vaselina que superaba a Ledesma y volvía a dar ventaja a los del Cholo. Otro golazo y ahora Cervera tenía que pensar como volver a revertir esto. Se pudo arreglar cuando el árbitro señaló un penalti por mano de Koke que acabó rectificando tras revisar en el VAR.

Las esperanzas de Cervera tardarían poco en terminas desvanecerse. Porque al poco de empezar, Marcos Mauro cometía un penalti claro sobre Lemar. Suárez hacía su doblete particular y ponía tierra de por medio en el marcador. Y casi sentenciaba, porque hacerle dos goles más al Atleti es casi una utopía. Y más para este Cádiz tan limitado en ataque.

A pesar de todo, no se iban a ir los gaditanos sin intentarlo. Su plan era claro. Acumular jugadores en el área y colgar balones desde todos los lados. Que saliera bien era complicado, pero al menos, no se iban a rendir tan fácilmente. Incluso Fali llegó a estrellar un balón en el larguero en un centro-chut.

Y en ese ímpetu que estaba mostrando el equipo andaluz, en un balón colgado al área, Negredo lo cazaba cuando este quedaba muerto y recortaba diferencias. Doblete del vallecano, que metía a los suyos de nuevo en el partido. Había tiempo para confiar en un milagro.

Lo siguió intentando, sacando un espíritu y una garra como no se había visto antes esta temporada. Pero el esfuerzo acabó siendo en vano cuando Koke marcó el cuarto en una contra, matando el partido definitivamente. Volvió a caer el Cádiz, pero esta vez, lo hizo con la cabeza alta y pudiendo estar orgullos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *