El fin de ciclo de Claudio Barragán aperturó una nueva era en el Decano. Sin embargo, la llegada de Calle al primer equipo está rodeada de obstáculos que alejan al madrileño de una situación idílica. En primer lugar hay que tener en cuenta que el Recreativo tiene sus derechos federativos suspendidos y que ello le ha impedido acudir al mercado invernal, pero lo más preocupante es que el club albiazul no ha podido tramitar la licencia del preparador madrileño como entrenador de la primera plantilla.

La reglamentación otorga a los clubes 15 días para poder solucionar las inscripciones de nuevos técnicos tras las destituciones, un plazo que para el Recreativo expira a comienzos de la presente semana, por lo que, si Calle no tiene su licencia disponible el próximo domingo en La Línea, el Decano será multado por primera vez. Cabe recordar que sobre el club albiazul pesan las denuncias del exjugador Rubén Cruz y del exentrenador Alberto Monteagudo. El Recre ha mantenido conversaciones con ambos con la intención de llegar lo antes posible a un entendimiento, a lo que hay que sumar que el Recreativo ha percibido una cantidad económica del retorno de la Seguridad Social que, como informó la Cadena Ser Huelva, se han invertido en pagar el plazo de marzo del convenio singular con Hacienda o una pequeña parte del préstamo otorgado en su día por Krypteia Capital, lo que invita a pensar que en la zona noble albiazul han hecho malabares para poder resolver la irregular situación de Calle.

Por desgracia para el Recreativo no es la primera vez que las restricciones económicas llevan al Decano a tener problemas para inscribir a su entrenador. En la temporada 16/17 el onubense Juan Manuel Pavón, que relevó en el cargo a Alejandro Ceballos, estuvo un total de 15 encuentros sin poder ocupar el banquillo. Ello llevó al Decano a acumular multas (la primera es de 600 euros) y colocó al técnico al borde de la sanción.

Para Calle la situación tampoco es nueva. El madrileño se hizo cargo del Xerez Deportivo en medio de la temporada 18/19, después de la destitución de Antonio Montero, ‘Nene’. Los azulinos no llegaban a un acuerdo con el antecesor del exdelantero, por lo que pasados seis encuentros Calle se vio obligado a marcharse. El exjugador del Decano se exponía a una sanción de entre seis meses y dos años por parte del Colegio de Entrenadores y decidió marcharse después de cambiar la cara del equipo gaditano, al que condujo durante seis encuentros en los que sumó dos victorias, dos empates y dos derrotas.

De momento, el preparador madrileño comenzará la semana dirigiendo los entrenamientos. La previsión es que el lunes todos los miembros de la plantilla pasen nuevos tests y que, en cuanto se conozcan los resultados y todos sean negativos, regresar a los entrenamientos. El grupo ya habría cumplido la cuarentena de diez días que exige la presencia de un brote como el que localizó el Decano a mediados de la semana pasada.

Por David Niebla

Redactor del Sevilla FC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *