ocampos esguince

Las pruebas realizadas a Lucas Ocampos han confirmado que el argentino sufre un esguince grado II en su tobillo izquierdo

El Sevilla ha informado esta tarde de que las pruebas médicas realizadas a Lucas Ocampos han mostrado que el futbolista argentino tiene un esguince grado II en el tobillo izquierdo. Más concretamente, el extremo sufre un esguince grado II de la sindesmosis anterior y del ligamento peroneo calcáneo del tobillo izquierdo.

Esta lesión implica que Ocampos estará fuera de los terrenos de juego entre cuatro y seis semanas. Un tiempo que implica perderse las semifinales de la Copa del Rey ante el Barcelona. Y, también, los octavos de final ante el Borussia de Dortmund. Aun así, la lesión ha sido de las menores que podría haber tenido tras las imágenes que se vieron y lo que se temió el cuerpo técnico en un principio.

Tan sólo un mes o mes y medio de baja, aunque en el momento de la temporada en el que el equipo hispalense se enfrenta a un calendario más apretado. Ocampos seguía siendo un fijo en el once de Lopetegui, e incluso estaba yendo a más en este último mes. Su baja supone la pérdida de un efectivo importante, aunque no deberían faltar piezas para sustituirle.

Munir, que marcó ante el Getafe, es una de las opciones. Aunque su desempeño siempre ha sido mejor saliendo desde el banquillo, tendrá la oportunidad de volver al once titular. Otro nombre que puede ocupar ese puesto es el Papu Gómez. También goleador ante el equipo azulón, está demostrando que aun estando algo falto de ritmo, es ese jugador diferencial que se espera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *