cádiz refuerzo

Con el mercado cerrado, al Cádiz no le quedan más opciones que buscar un refuerzo entre aquellos jugadores que se encuentran sin equipo

La plantilla del Cádiz sigue necesitan algún refuerzo, en especial en la zona defensiva. Con el mercado ya cerrado hasta julio, Álvaro Cervera ha visto como han llegado algunos refuerzos para la zona ofensiva, pero no para la defensa. Y el técnico los había pedido, ya que, especialmente en los laterales, el equipo no anda sobrado de efectivos.

Cervera está teniendo que recurrir a jugadores fuera de su posición para cubrir las bajas que ha sufrido últimamente. Uno de ellos fue Jairo Izquierdo, que tuvo que hacer de lateral hasta que el Pacha Espino superó el coronavirus. Lo mismo viene ocurriendo con Fali, que se ha reconvertido a mediocentro ante la falta de jugadores en esa zona.

Ahora, para colmo, se suma la lesión de Jens Jonsson. Se espera que lo del danés no sea muy grave, pero le obligará a perderse algún partido. Y con Álex Fernández y José Mari fuera de acción también, las opciones se reducen a Fali y a Garrido. Es ahí donde el Cádiz estaría buscando un jugador polivalente que pudiera hacer las veces de central y mediocentro.

Pero en este mercado de agentes libres, las opciones realmente buenas son pocas. Pocas y de difícil acceso. Ya que los jugadores en esta situación y con aún buen nombre, están a la espera de la llegada de una buena oferta en lo económico o de un equipo con grandes aspiraciones, algo que el equipo gaditano no puede ofrecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *