cádiz segunda vuelta

El Cádiz vuelve a ver como en Primera se repite lo que ya se vivió en Segunda, una caída de rendimiento en la segunda vuelta

Es cierto que eran rivales complicados, de zonas altas de la tabla. Incluso un par de ellos de nivel Champions. Lo lógico era perder buena parte de ellos. Pero lo que no se esperaba es una debacle como la que está viviendo el Cádiz en esta segunda vuelta, donde ya no sólo pierde, sino que ni compite los partidos. Los dos últimos encuentros los tenía perdidos incluso antes del descanso.

El equipo gaditano comenzó bien, incluso muy cerca de los puestos europeos. Incluso con victorias casi imposibles, como en San Mamés con dos jugadores menos, o ante Real Madrid y Barcelona. Había que ser prudentes, porque mantener ese nivel iba a ser complicado y esa posición no era del todo real. Con el paso de las jornadas, el cuadro amarillo comenzó a perder posiciones, pero seguía manteniéndose a una distancia más o menos segura del descenso. A día de hoy, esa zona roja es una amenaza real que requiere de cambiar algo para no seguir con el hundimiento.

Si algo estaba manteniendo a los gaditanos en una zona tranquila, era la defensa. Los de Cervera, con su ya conocido estilo, no hacían muchos goles, pero tampoco encajaban demasiado. Algo se ha desajustado en esa zaga, que tras la goleada de ayer ante el Athletic, ya es el equipo más goleado de toda la Primera división. 39 goles en contra en 23 partidos. Números muy preocupantes. Cervera está probando de todo y a todos, pero la cosa no mejora.

En las cuatro derrotas consecutivas que acumula ahora mismo el Cádiz ha encajado 15 goles y marcado sólo tres. Es cierto que los rivales a los que se ha enfrentado no ayudaban. Sevilla, Atlético de Madrid, Real Sociedad y Athletic Club. Dos equipos Champions, uno de Europa League y un semifinalista de Copa. Casi nada. Pero el Cádiz de la primera vuelta era capaz de complicar a casi cualquier equipo, cosa que ahora no ocurre.

Desde las oficinas del Carranza ya estaban trabajando desde hace unas semanas en incorpora algún jugador sin equipo para reforzar la defensa. De momento, sigue sin llegar nadie. Y el barco del capitán Cervera comienza a tener más y más agujeros y sigue hundiéndose poco. Aun está a tiempo de reflotarlo, pero cada vez queda menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *