el unicaja se mueve pivot

El Unicaja se mueve por un pívot en el mercado tras la rescisión de contrato de Dragan Milosavljevic pasando 1 año y medio lesionado. Además, la dirección deportiva sigue buscando un destino a Volodymyr Gerun que solo quiere jugar en la Liga Endesa.

El Unicaja de Málaga se mueve por un pívot con el objetivo de reforzar el juego interior del equipo. El punto débil de los malagueños es claramente la pintura durante toda la temporada. Por ello, el club tomó una serie de decisiones en las últimas horas importantes para realizar algún fichaje. En primer lugar, Dragan Milosavljevic cortó su vinculación con los unicajistas. Así lo hizo oficial las redes sociales del cuadro andaluz dando la mayor suerte al serbio.

Milosavljevic se lesionó en 2019 y sus molestias lo han tenido apartado del parqué 1 año y medio aproximadamente. Una rotura que dejó la zona cajista tocada desde entonces. Los números empeoraron, sobre todo en los rebotes. Así, muchas de las derrotas y parte de la culpa de la mala racha del equipo vienen de ese problema acumulado durante muchas jornadas. Pese a ello, la cúpula se mantuvo con lo que había por la los problemas financieros de la entidad.

Fotis Katsikaris llegó con las promesas de refuerzos para el plantel. La dirección deportiva comenzó a barajar sus opciones. De hecho, Volodymyr Gerun dejó de contar en la dinámica del conjunto costasoleño y fue apartado. El ucraniano recibió ofertas de otros países. Sin embargo, el interior solo quiere jugar en la Liga Endesa y aún no ha desbloqueado su salida. Mientras se resuelve este asunto, el Unicaja ya se mueve por un pívot.

Según informa La Opinión de Málaga, Greg Monroe tuvo un acuerdo cerrado con los malacitanos. La negativa de Gerun por salir frenó en seco su incorporación. El estadounidense sigue en la agenda del Unicaja y las negociaciones se retomarán con la salida del pívot serbio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *