granada peaje

Tras la gran victoria en Europa League, al Granada le ha tocado pagar el peaje de jugar competición europea entre semana en la Liga

Tras estar en una nube después de la victoria ante el Napoli, al Granada le ha tocado pasar el peaje que sufren los equipos que juegan competición europea entre semana. La derrota ante el Huesca no sólo dejó tocado al equipo en Liga, en la que se está quedando en tierra de nadie. Sino que mostró una cara completamente diferente a la del jueves.

Ya durante la fase de grupos de la competición europea, el equipo nazarí mostraba en la competición liguera síntomas de debilidad. De cansancio por la acumulación de partidos. Nada no esperado, teniendo en cuenta que es su primera participación y buena parte de sus jugadores no están acostumbrados a un calendario tan exigente.

Ante el Napoli, se vio el Granada de la temporada pasada. Ese equipo que competía a tope durante los noventa minutos. Que era muy incómodo para el rival y que encontraba muchas alternativas para hacer daño al rival. Esa versión ha demostrado ser capaz de tumbar a cualquier, como hizo ante los italianos con esa victoria por 2-0.

Pero en El Alcoraz, se vio la versión que ha mostrado en Liga en muchos partidos esta temporada. Rivales que le superaban claramente en intensidad. Y muchos partidos en los que acababa salvando puntos casi de manera milagrosa. Como ocurrió ante el propio Huesca en la primera vuelta o ante el Levante hace unas jornadas. Ayer ya no fue capaz el equipo de Diego Martínez de salva algo de Huesca. Y con la derrota de ayer, ya son seis jornadas consecutivas en las que el equipo granadino no gana en Liga. Las opciones de repetir clasificación europea se van alejando poco a poco, pero el sueño europeo actual sigue muy vivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *