El club hispalense solicitó en la tarde de ayer desvincularse de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino. Todo apunta a que el desencadenante ha sido la querella que la Asociación ha remitido contra Luis Rubiales, y en la que el Sevilla está en desacuerdo.

El club ha rechazado en todo momento la querella criminal contra el presidente de la RFEF, la cual se emitió sin una votación previa de los clubes. Por otra parte, el club, mediante un comunicado oficial, ha mostrado su discrepancia con las acciones tomadas en los últimos meses por parte de la ACFF.

«El Sevilla FC ha remitido una carta a la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF), para solicitar de manera formal la baja voluntaria como miembro de esta Asociación«. Así comunicaba en sus medios oficiales la voluntad de dejar de formar parte de dicha asociación.

Tras esta decisión habrá que estar atentos a las posibles acciones de los demás clubes o de la propia Federación respecto al posicionamiento sevillista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *