El Recreativo de Huelva tiene muy difícil mantener la categoría esta temporada. A falta de dos encuentros para acabar la primera fase, el conjunto onubense está en zona de descenso. Es séptimo, con 18 puntos, por los 22 del Cádiz B, que marca la zona tranquila. El último encuentro de la primera fase de Segunda B, enfrentará al filial cadista y al Decano en una posible final por la permanencia.

Antes de llegar a esa hipotética final hay que valorar los condicionantes que deben darse para que sea posible. Primeramente el Recreativo de Huelva necesita vencer este domingo ante el Tamaraceite, que se juega el ascenso. Si los de Antonio Calle pierden ante los tinerfeños, se confirmará el descenso de forma matemática. En caso de empatar el partido, cabrá una remota posibilidad que pasa por una derrota del Cádiz B.

El Cádiz B se enfrenta esta jornada al Atlético Sanluqueño, en Sanlúcar, en un partido que dictaminará quién peleará por la fase de ascenso entre los equipos gaditanos. En caso de victoria local, el Sanluqueño llegaría a la última jornada con posibilidad de luchar por la fase de ascenso. Para los intereses recreativistas, esta victoria sería crucial para llegar vivos a la última jornada. Un empate entre los gaditanos también facilitaría una hipotética final entre Recre y Cádiz.

Cabe una posibilidad dentro de un posible pinchazo del Decano. Si el Recreativo no pasa del empate, una derrota del Cádiz B dejaría una diferencia de 3 puntos entre ellos, con el golaveraje por resolver. Calle y los suyos solamente piensan en el Tamaraceite, pues si ellos no hacen los deberes, de nada servirá el posible favor del Sanluqueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *