el sevilla construye zona ofensiva

El Sevilla construye la zona ofensiva con los jugadores que dispone de cara a la próxima temporada. La explosión goleadora de En-Nesyri y el asombroso nivel mostrado por Bryan Gil en su cesión se fijan como piedras claves en las directrices de Monchi. Por otro lado, las salidas modificarían algunos puntos del ataque nervionense.

El Sevilla FC construye la zona ofensiva de su equipo por medio de sus jugadores en el mejor estado de forma posible. Atrás queda la pasada temporada donde el futbolista con mayor regularidad goleadora fue Lucas Ocampos. El extremo argentino mantuvo ese nivel de eficacia por encima de Luuk de Jong o En-Nesyri, los dos delanteros del cuadro hispalense. El neerlandés sigue en una dinámica parecida a la del año anterior, 9 goles en 38 partidos disputados. Una cifra algo baja para los encuentros en los que ha participado. Eso sí con menos participación en cuanto a minutos jugados con 1.862 en total.

Sin embargo, la suerte cambió para el atacante marroquí. El canterano del Málaga vive su campaña más goleadora y donde mejor nivel se le ha visto desde su llegada al fútbol de élite. Sus cifras de 21 tantos en 41 encuentros le han abierto la titularidad indiscutible en el esquema de Julen Lopetegui. A la velocidad en los desmarques, el africano añadió y mejoró algunos aspectos de su juego como la definición o el remate de cabeza. Por ello, el de Fès se mantiene como el tercer máximo goleador de La Liga con 15 goles junto con Karim Benzema y Gerard Moreno.

A la explosión anotadora de En-Nesyri se le une la explosión definitiva de Bryan Gil. A sus 20 años, el canterano sevillista demuestra su clase y talento en este año de cesión en la SD Eibar tan necesario para su proyección. Su capacidad para el uno contra uno y el regate le convierten en uno de los pocos jugadores regateadores poros y desequilibrantes del torneo nacional. Aun así, el gaditano deberá demostrar su valía con la camiseta rojiblanca. Monchi no quiere repetir un caso como el de Carlos Fernández. El delantero demostró un gran nivel en el Granada pero se diluyó con los nervionenses por la falta de oportunidades. Así, el Sevilla construye la zona ofensiva a partir del rendimiento de sus jugadores en propiedad de cara a la próxima temporada.

Aun así las salidas tendrán un gran peso en la estructuración del ataque de los sevillanos. Algunos jugadores no tienen clara su continuidad en el equipo. Por otra parte, alguno de los objetivos de la dirección deportiva comienzan a escoger su camino de cara al futuro próximo. Toda esta información puede leerla detalladamente en el siguiente enlace a este artículo pinchando aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *