el unicaja quiere seguir peleando

El Unicaja quiere seguir peleando por la clasificación para los play offs ante el Monbus Obradoiro. Los gallegos se mantienen asentados en mitad de tabla, aunque mirando al descesno, mientras la presión recae sobre los hombros de los malagueños. Katsikaris debe impedir que el equipo vuelva a caer en una dinámica negativa tras la derrota contra uno de los favoritos al título liguero como lo es el Barcelona.

El Unicaja de Málaga quiere seguir peleando en la zona alta de la clasificación por un billete para los play offs de la Liga Endesa. Los andaluces viajarán a Santiago de Compostela para medirse al Monbus Obradoiro en el Multiusos Fontes do Sar. Un duelo decisivo justo en las semanas claves para el futuro de ambos conjuntos esta temporada. Por un lado, los locales se mantienen decimocuartos con 7 victorias y 16 derrotas. Un colchón escaso donde solo los separa del descenso 1 partido ganado con respecto a Coosur Real Betis, Gipuzkoa Basket y Bilbao Basket, los tres conjuntos sumidos en la pelea directa en la zona baja.

Por su parte, los cajistas llegan como novenos empatados con el octavo, el Baxi Manresa, con 12 victorias y 13 derrotas. Los verdes encadenaron una buena dinámica de resultados con 3 encuentros vencidos para su casillero. Así pues, el cuadro del Martín Carpena escaló puestos colocándose justo en esa posición que le daba el pase a las eliminatorias por el título. Sin embargo, el freno lo puso el FC Barcelona en el choque disputado entre semana. Los azulgranas ganaron con un resultado abultado y esperado siendo los favoritos para ese enfrentamiento.

Pese a ello, la derrota ante el Real Madrid el pasado diciembre provocó la caída del cuadro dirigido por Luis Casimiro en los siguientes dos meses. Fotis Katsikaris tiene la tarea de recuperar la moral después de perder ante uno de los favoritos a llevarse el campeonato liguero. El objetivo de los play offs está en juego y el Unicaja quiere seguir peleando por la tan ansiada plaza en dichas eliminatorias. Las bajas de Carlos Suárez y Darío Brizuela fueron muy significados en importancia para el envite en el Palau Blaugrana.

La mamba vasca disputará el partido ante los gallegos, una buena noticia para la zona de bases y su rotación. Jaime Fernández da la talla asumiendo galones. Pero Gal Mekel, recién recuperado de sus problemas, aún tiene que coger ritmo competitivo. El capitán cajista se quedará en Málaga prosiguiendo con su recuperación, aunque se prevé su incorporación con el grupo para la siguiente jornada. Eso sí, el equipo deberá mejorar en el aspecto de las pérdidas y rebotes, el talón de Aquiles a lo largo de la presente campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *