málaga var

El Málaga y el VAR volvieron a chocar entre ellos, siendo el equipo malagueño el perjudicado al perder dos puntos ayer ante el Tenerife

El Málaga y el VAR. Una relación que nunca ha sido buena y con razón. Porque cada vez que se han encontrado, el club malagueño ha salido perjudicado en muchas ocasiones. Y al final, eso son puntos que se le han ido quedando en el camino, privándole, quizá, de pelear por algo más esta temporada. Ayer la jugada que dio que hablar fue el gol de el empate del Tenerife.

El Málaga estaba controlando el partido con relativa comodidad. Ganaba, aunque por la mínima, pero parecía que no iban a sufrir en exceso para sumar su tercera victoria consecutiva. Pero cuando ya llegaban los últimos minutos del encuentro, Folch anotó el gol del empate en una jugada a balón parado. Una jugada que desconecto a los blanquiazules, que acabaron el partido sufriendo por salvar un punto.

La polémica llega en esa jugada ya que desde el club de la Costa del Sol consideran que esa jugada fue falta del goleador. Folch impactó con Juan Soriano en el área pequeña en el balón dividido y, aunque el balón acabó en la portería, parecía que ninguno de los dos equipos contaba con ese gol como válido. Los jugadores se disponían a continuar con el partido, pero el árbitro dio el gol. Esta decisión enfadó al bando malaguista, que protestaba la decisión, aunque de manera tibia. Lo que terminó de enfadar a Málaga fue que el colegiado, Ocón Arraiz, fue llamado al VAR para revisar la jugada. De nada sirvió, ya que mantuvo su decisión y el gol subió al marcador para dejar el empate definitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *