málaga almería

El Almería se llevó el derbi andaluz de La Liga Smartbank con claridad ante un Málaga que pagó muy caros sus errores en salida de balón

El derbi andaluz de la Segunda División se tiñó de rojiblanco. El Almería se llevó los tres puntos tras una contundente victoria ante el Málaga por 0-3. Robertone, Lazo y Sadiq fueron los goleadores del equipo de José Gomes, que castigó los fallos de los blanquiazules.

El Málaga salía sin ningún miedo, a presionar arriba y a buscar controlar el partido. La diferencia en la clasificación no les iba a importar. Pero con un plan tan arriesgado y ante este Almería, cualquier error se iba a pagar muy caro. Fue Ramón quien lo cometió, con una pérdida en salida de balón, que acabó derivando en el gol de Robertone. El argentino recibía muy sólo en el área y no perdonaba en el mano a mano para adelantarse a los rojiblancos.

El cuadro de Pellicer no se vino abajo tras ese gol. El plan de juego se mantenía, seguían apretando y las ocasiones llegaban siempre en la portería del Almería. Ante este escenario, los almerienses decidieron intentar bajar el ritmo del partido. Comenzaron a controlar la posesión, haciendo correr a los jugadores locales. En una de esas posesiones largas, un balón al espacio para Sadiq se acabó convirtiendo en penalti a favor de los indálicos. Pero si estos dos ya tenían problemas con el VAR, ahora habría más. Al menos, por parte del Almería. Ya que el árbitro fue llamado a revisar y acabó revirtiendo su decisión.

Solo tuvieron que pasar unos segundos desde esa decisión, para que el enfado en el banquillo del Almería se convirtiera en alegría. Otra pérdida del Málaga en salida de balón y José Carlos Lazo, desde la media distancia, saca un latigazo imparable para Dani Barrios. Con sólo dos tiros y sin mucha actividad en la ofensiva, los de José Gomes ya se distanciaban en el marcador en la primera media hora de juego.

Con el 0-2, los malagueños si que dieron un bajón grande en su nivel de intensidad. El Almería ya era capaz de tocar y controlar el balón con mayor comodidad. Con la ventaja en el marcador, no necesitaban acelerar ni tomar riesgos. Por lo visto en el campo, los visitantes no habían sido tan superiores como indicaba el marcador. Pero aprovecharon lo que concedió el Málaga.

La segunda mitad comenzaba con alternancias de ocasiones, no muy claras, y un gol anulado al Málaga por fuera de juego. En esta ocasión, no había lugar para la duda, ya que Caye Quintana estaba claramente adelantado. Los seguían intentando los de la Costa del Sol, pero estaba faltando claridad en el ataque. No hacían ocasiones muy claras que inquietasen a la defensa rojiblanca y el Almería controlaba con calma el partido.

Ya en el tramo final, con los malagueños volcados al ataque, un balón largo para la carrera de Sadiq provocaba una mala salida de Dani Barrios, que dejaba su portería vacía. El nigeriano lo superaba y desde la banda, lanzaba a portería. Sin mucha potencia el disparo, un zaguero lo sacaba justo en la línea. Aparecía por la otra banda Morlanes, que vio la entrada al área de Sadiq de nuevo, y esta vez, el nigeriano, con un toque sutil, hacía el tercero y definitivo gol.

Este gol ya terminó de rematar al Málaga, que no había hecho un mal partido ni se había visto inferior al Almería. Pero los errores en la primera mitad los pagaron muy caros, ya que ambos se convirtieron en goles. Ya con nada que perder, los almerienses sentenciaron y vuelven a presionar al Mallorca y Espanyol en la lucha por el ascenso directo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *