semana central para el betis

Semana central para el Betis en cuanto al futuro de sus zagueros. Tras el paso del parón de selecciones, el club abordará un aspecto capital para la planificación de la plantilla de la próxima temporada. Aïssa Mandi tomará una decisión de cara a su renovación. Marc Bartra se recuperó de sus molestias y está listo para volver a competir con normalidad.

Semana central para el Real Betis y la dirección deportiva con el futuro de sus defensas. El centro de la zaga ha sido uno de los temas principales de las últimas temporadas. Los verdiblancos han encajado muchos tantos en contra con un nivel muy por debajo d lo esperado de sus jugadores de esa zona del campo. Sin embargo, Manuel Pellegrini ha conseguido corregir en parte los defectos defensivos consolidado la pareja entre Mandi y Víctor Ruiz, además de la aportación de Guido Rodríguez desde el pivote. Eso sí, más por las lesiones de Sidnei y de Marc Barta que obligaron al argelino y al catalán a tomar la manija del muro bético.

Con mucho trabajo redujeron los goles que les anotaron en el primer tramo de temporada. Sobre todo gracias al capitán de la Selección de Argelia, ejerciendo una labor similar en el cuadro hispalense. Desde su llegada en el verano de 2016, el norteafricano logró posicionarse como el titular indicutible, aunque tampoco se libró de su a veces irregular rendimiento. Con 29 años a las espaldas debe decidir sobre su continuidad en Heliópolis. Su contrato concluye este mismo junio. La directiva del equipo sevillano lleva desde octubre en negociaciones para ampliar su contrato. Pero las diferencias de ambas partes por la ficha mantienen este entramado parado los últimos meses.

El futbolista tiene marcada la semana que viene en rojo como la más importante para decidir sobre su vinculación con el club. Por ello, es una semana central para el Betis justo cuando recupera también a todos sus efectivos en defensa. Sidnei y Bartra regrasaron al trabajo de grupo. De hecho, el canterano del Barcelona declaró para Radio Sevilla sobre su intención de demostrar su valía al míster en los entreno y volver a ser una pieza importante en el once. Su estado de forma menguó desde su llegada en 2018, el año donde dejó maravillados a toda la afición bética. Su contrato se prolonga por dos años más donde deberá intetar hacerse un hueco en un esquema consolidado por Pellegrini gracias a las últimas victorias conseguidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *