lugo málaga

El Málaga se hizo con los tres puntos ante el Lugo y vuelve a la senda de la victoria gracias al solitario gol de Scepovic al final

Vuelve a conseguir tres puntos que permiten seguir mirando de cerca la sexta plaza. El Málaga se llevó los tres puntos ante el Lugo, tras imponerse por 0-1, y corta la racha de tres partidos consecutivos sin ganar. El único gol del partido lo marcó el recién llegado, Scepovic, en el tramo final del mismo.

No empezaron guardándose nada ninguno de los equipos. Muy intensos, disputaban con todo cada balón y se iban al ataque con decisión. Poco tardó el Málaga en hacerse con el control del partido, superando a los gallegos, que ya eran incapaces de generar opciones en ataque. El control no era mediante la posesión sólo. Los posibles contraataques eran el gran arma de los malagueños.

La primera oportunidad, aun así, llegó por parte de los locales. Manu Barreiro remataba a las nubes un centro. Pero la peor noticia para Pellicer fue que otro jugador más caía lesionado. Luis Muñoz tenía que ser sustituido por Benkhemassa poco después del primer cuarto de hora de partido. Llegó la primera oportunidad de los malaguistas, tras una buena jugada individual de Caye Quintana, que falló en la finalización.

Aunque los blanquiazules estaban siendo mejores, el gol acabó cayendo a favor del Lugo. Marcelo Djaló fue el goleador, en una acción que recordaba mucho a la de Tenerife, por una posible falta a Juan Soriano en el remate. La jugada se revisó en el VAR y, esta vez, la decisión final fue favorable al Málaga. El gol era anulado. Caye Quintana seguía siendo el hombre más activo en ataque de los malagueños, pero sin fortuna de cara a portería. Empate a cero al descanso, aunque los andaluces merecieron algo más.

La segunda mitad comenzó con el mismo guion. Dominio del Málaga y el Lugo que esperaba atrás, pero sin las ideas claras en ataque. Llegó la oportunidad mas clara de los malaguistas. Bekhenmassa, ya sin portero, tardó demasiado en tirar y un zaguero de los locales llegó justo a tiempo para evitar el tanto bajo palos. Replicó el Lugo con una oportunidad de Barreiro a la que Juan Soriano respondió con una gran intervención. Los gallegos se hicieron fuertes y ahora llevaban la iniciativa. Les tocaba a los hombres de Pellicer resistir ahora.

Resistió bien el cuadro blanquiazul, hasta que los locales bajaron el ritmo. Y en el tramo final, cuando las fuerzas se volvieron a igualar, apareció la última incorporación malaguista para dar los tres puntos y cortar la mala racha. Scepovic aprovechó un balón muerto tras una falta lanzada por Lombán para mandar el balón al fondo de la red. Apenas quedaba tiempo y los rojiblancos no encontraban la manera de atacar al conjunto de Pellicer. Tres puntos muy sufridos que permiten al Málaga volver a mirar a la zona media-alta de la tabla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *