La oportunidad de oro perdida por el Córdoba la pasada jornada puede pasar factura

Es difícil sacar algo positivo de la victoria ante el Linense, sim embargo hay que echar el balón al suelo, es la segunda jornada de la segunda fase y al Linense le queda un calendario más que complicado. Ante los gaditanos, el Córdoba dispuso de una oportunidad de oro para empezar a marcar la diferencia en la pelea por acceder a la Primera RFEF. Es cierto que, con la victoria ante el Tamaraceite, los de Pablo Alfaro se desmarcaron del Murcia y del Cádiz B, pero con una hipotética victoria el pasado domingo se habrían colocado segundos, a un punto del Sevilla Atlético, y dos por encima de sus rivales.

El Córdoba desaprovechó la ventaja lograda al borde del descanso y acabó entregando el partido. Un doblete de Koroma evitó que el gol de Ledesma sirviera de algo. El 1-2 final no contentó a los cordobeses, que lamentaban no haber aprovechado la ventaja al descanso. Sin embargo, Pablo Alfaro ya afronta el siguiente partido. La visita al filial del Cádiz es, seguramente, el desplazamiento más cómodo de esta segunda fase para los de Alfaro. Visitarán al colista del grupo con el único objetivo de llevarse los tres puntos para la ciudad califa. De cosechar la victoria, el Córdoba apretaría la zona alta de la clasificación y metería presión a los dos líderes del grupo, Sevilla B y Linense, los cuales se enfrentarán esta jornada en la Línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *