united granada

El Manchester United eliminó al Granada en los cuartos de final de la Europa League y acaba con el sueño europeo de un equipo para aplaudir

Fin del sueño. El Manchester United eliminó al Granada de la Europa League y será uno de los semifinalistas. Los de Solskjaer también se llevaron la victoria en Old Trafford por 2-0, con un solitario gol de Cavani en los primeros minutos de partido. Los nazaríes no se marcharon de Manchester sin intentarlo y dejaron su sello de identidad en su juego. Pueden decir con orgullo que cayeron luchando y con la cabeza alta.

El United salió a controlar el juego. Parecía que no iban a buscar el gol con mucha insistencia en el inicio. Nada más lejos de la realidad. Telles colgaba un balón al área que le caía a Cavani, muy liberado. De primeras, engancha una volea perfecta que manda al fondo de la red. Apenas cinco minutos de partido habían pasado, y la cuesta ya se había inclinado más todavía para los nazaríes.

Casi empata el partido en la siguiente jugada el Granada, con un cabezazo de Yangel Herrera, que se marchó muy cerca del poste. No le perdían la cara al partido los granadinos, pero el plan de los ingleses les estaba funcionando. Presión alta para recuperar rápido y luego intentar mantener la posesión con tranquilidad, más ahora que el resultado era todavía más favorable. Yangel volvió a tener la oportunidad del empate, otra vez de cabeza y otra vez marchándose el balón desviado, muy cerca del poste.

La actitud de las rojiblancos era de sobresaliente. Sin miedo, valientes, en busca de conseguir algo muy complicado. Pero el gol tan tempranero del Manchester United puso las cosas muy complicadas ya en la primera mitad. Los británicos, a partir de ahí, se plantaron muy bien en el campo y, más allá de los dos remates de Yangel, el Granada no estaba encontrando la portería de David De Gea con facilidad.

Ya en la segunda mitad, Jorge Molina, también de cabeza, volvió a tener una buena opción para empatar. Aunque en su caso, lo detuvo De Gea. Respondió Greenwood, y Rui Silva detuvo su cabezazo. Los minutos iban pasando y aunque el Granada apretaba, se acercaba al área del rival e incluso intentaba finalizar, siempre se topaba con un defensa o con el guardameta español del United. Tuvo también una oportunidad Germán, pero su disparo era muy complicado y salió desviado.

Los minutos finales ya tuvieron poca historia. El cuadro nazarí ya no apretaba con la misma intensidad. Los ingleses, como durante buena parte de la eliminatoria, se limitaban a asegurar pases, a no poner en riesgo la posesión y simplemente esperar hasta el pitido final. Para rematar, Vallejo hizo el segundo del United en propia portería, aunque poco importaba ya, con todo decidido. El pitido final del árbitro marcaba el fin de un sueño. Pero el Granada cayó ante el Manchester United siendo fiel a su identidad. Luchando, con intensidad, yendo a por todas. El rival era monstruoso y, en esta ocasión, no pudo con él. Aun así, este Granada se ha ganado el respeto de muchos, en España y en Europa.

Un comentario en «El United acaba con el sueño del Granada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *