betis athletic

El Betis logró un empate meritorio ante el Athletic Club tras jugar 75 minutos con un hombre menos por la expulsión de Fekir

Punto importante tras lo visto en el Villamarín. El Betis rascó un empate en la visita del Athletic Club, tras finalizar 0-0. El mérito de los verdiblancos fue aguantar las tablas después de haber jugado con un hombre menos casi todo el partido. Y es que Nabil Fekir vio la roja directa tras una entrada con la plancha a Unai Vencedor. Hubo ocasiones para romper la igualdad en ambas porterías, pero los guardametas realizaron buenas intervenciones para evitarlo.

El Athletic comenzó mejor, teniendo una primera oportunidad a los dos minutos. Vencedor sacaba un potente disparo que repelía como podía Claudio Bravo. En esa misma jugada, los vascos pedían un posible penalti de Emerson al propio Vencedor, pero el colegiado no necesitó revisar nada. Tras unos minutos en los que los verdiblancos intentaban hacerse con el control, se quedaron con un hombre menos. En un balón disputado, Fekir llega tarde, impactando con la plancha en un jugador rojiblanco. Primero, el árbitro solo enseñó amarilla. Pero el VAR le llamó para revisar la jugada, cambiando su decisión y enseñándole la roja directa.

Los primeros minutos tras la expulsión fueron de dominio bético, que seguían siendo capaces de tener el balón y no sufrían. Tras unos minutos, los leones dieron el paso adelante esperado estando en superioridad numérica. Al Betis no le quedaba más remedio que ir cediendo metros poco a poco y a los jugadores hacer un esfuerzo extra. Por el momento, lo hacían bien, ya que el Athletic, más allá de algún disparo que se iba fuera, no estaba haciendo oportunidades claras de gol. El Betis, cuando podía, intentaba correr o aprovechar las oportunidades a balón de parado que conseguían, pero sin acierto.

Del descanso salió mejor el cuadro de Pellegrini. Tuvo la opción Ruibal, que desde una buena posición, mandó el balón fuera. Poco después, en una jugada a balón parado, Guido Rodríguez peinaba en el área y Mandi adelantaba al Betis. Pero el gol fue anulado de inmediato por fuera de juego del argelino. Sin embargo, la jugada dejaba muchas dudas y el VAR necesitó varios minutos para acabar ratificando la decisión inicial del colegiado.

Como en la primera mitad, con el paso de los minutos, los bilbaínos, gracias a la superioridad numérica, se fueron haciendo con el control del partido. En esos primeros instantes de dominio visitante, no había ocasiones de peligro. Conforme avanzaba la segunda mitad, el cansancio iba apareciendo en los futbolistas verdiblancos y era cuando los de Marcelino empezaban a llegar con más peligro. Dos disparos desde la frontal del área, primero de Unai López y luego de Raúl García, obligaron a Claudio Bravo a realizar dos buenas intervenciones.

En el tramo final, Raúl García marcaba para el Athletic, pero en clara posición de fuera de juego, que de nuevo era señalada de inmediato. En el descuento, Villalibre estrelló un balón en el poste tras una contra. Se salvaban los béticos. Y el Betis acaba salvando un punto de oro ante el Athletic, para seguir dando pasitos en el camino de vuelta a competición europea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *