en-nesiry victoria

El Sevilla suma una nueva victoria ante el Levante gracias a un gol de En-Nesiry, deja la Champions a tiro y sigue aspirando a todo

SuperSevilla. El Sevilla sigue de dulce en el tramo final de temporada y consiguió imponerse al Levante por 0-1. En-Nesiry fue el encargado de marcar el gol de la victoria tras un error defensivo de la zaga granota. Tres puntos más que dan la opción a los rojiblancos de asegurar la Champions League matemáticamente este fin de semana y que mantiene las opciones de pelear por la Liga muy vivas.

Sin sorpresas en el inicio, el plan de juego de cada equipo era el esperado. Posesión para el Sevilla, velocidad y ataques rápidos en el Levante. La primera buena oportunidad del encuentro fue de los hispalenses, con un balón que estrellaba Joan Jordán en el larguero tras un disparo desde fuera del área. Esa ocasión fue el comienzo del control sevillista de la posesión, apagando a un Levante que había salido muy intenso. Aun así, Bardhi tuvo la primera opción de los granotas, con un disparo que se marchó desviado.

El Papu Gómez, encontrándose muy cómodo jugando en el medio, estaba siendo el principal encargado de que la posesión sevillista fuera útil. Incluso un disparo suyo con mucha intención pudo haber acabado en una clara opción, de no ser porque su compatriota, Lucas Ocampos, lo desvió. Los locales, que habían intentado reaccionar para igualar las fuerzas, tenían que volver a replegar ante la superioridad de los de Lopetegui. Los últimos minutos de la primera mitad se disputaron en campo del Levante y muy cerca de su área. El Sevilla movía bien el balón, con velocidad, pero le estaba faltando acertar en el último pase.

De vestuarios, salió el mismo Sevilla, que intentaba encerrar a los granotas en su área, pero que no era capaz de hacer ocasiones. Pero poco después, el Levante perdía un balón en centro del campo. Suso recuperaba, metía un balón al hueco hacía En-Nesiry, y el marroquí, con mucha sangre fría, superó al portero, recortó ante un defensa y marcó a placer.

Metía cambios Paco López buscando una reacción en los suyos. Pero el eje defensivo del Sevilla, muy sólido durante todo el partido cuando era necesario, cortaban todas las posibles jugadas que pudieran ser peligrosas. Y los hispalenses seguían manteniendo la posesión e incluso teniendo alguna oportunidad para aumentar la renta. Fue Ocampos, que con algo de fortuna, llegaba casi hasta el área pequeña, pero estrellaba el balón en Cárdenas.

Con el paso de los minutos y ya llegando al tramo final, el ritmo de partido bajó, aunque no había sido especialmente alto antes. Pero ni el Sevilla parecía querer ir a por el segundo con mucho ímpetu, ni al Levante se le veía con fuerzas ni fútbol para empatar. El Levante intentó acumular hombres en ataque, pero ni así, fue capaz de tirar a portería en todo el partido. Se llevaba el cuadro de Lopetegui tres puntos que dejan la Champions un poco más cerca, y la opción de soñar con algo más, con vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *