La jugadora de bádminton onubense se ha convertido en fuente de inspiración para un mural localizado en un colegio de Chiclana de la Frontera.

“Puedo porque pienso que puedo” es la frase que protagoniza el mural que da color en los muros del CEIP El Trovador, en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera. Le acompaña una raqueta de bádminton, una pluma, mucho color y el nombre de la jugadora de bádminton más conocida del territorio nacional y una de las mejores de su categoría en el mundo. Ha sido la propia Carolina Marín la que ha promocionado la obra a través de sus redes sociales.

Carolina Marín continua su preparación para el campeonato europeo que dará comienzo la próxima semana. Además, la onubense tiene la vista puesta para la disputa de los Juegos Olímpicos que se disputarán este verano en la ciudad nipona de Tokio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *