sevilla granada

El Sevilla se quedó los tres puntos en el derbi andaluz ante el Granada para seguir optando a subir posiciones y al título de Liga

El Sevilla se impuso al Granada por 2 a 1 en el Sánchez-Pizjuán y sigue metido de lleno en la pelea por el título de campeón. Ivan Rakitic, desde los once metros, y Lucas Ocampos fueron los goleadores por parte de los sevillistas. En el cuadro nazarí, Roberto Soldado, de penalti, recortó distancias en los últimos minutos.

Salió intentando presionar el Granada la salida de balón de los hispalenses. De esta forma, incomodando al rival, consiguieron dar algún susto. En concreto, en forma de gol, aunque anulado por una falta previa de Kenedy en la disputa del balón. Pero el Sevilla está en racha y necesita poco para generar. En esta ocasión, una buena jugada de Ocampos por la izquierda acababa en penalti al Papu Gómez por parte de Gonalons. El lanzador fue Rakitic, que ponía el 1-0 en el marcador.

El equipo de Lopetegui se encontraba cómodo en campo, encontrando los huecos para atacar al rival y no permitiéndole opciones de correr como querían los nazaríes. Eran minutos donde ocurría poco, con posesiones largas de los sevillanos y un Granada que apenas era capaz de salir. Hasta el descanso, solo hubo destacable un disparo de Suso que paraba Rui Silva y otro del Papu que se iba alto.

Tras el parón intermedio, todo seguía igual en lo que a plan de juego se refería. Balón para el Sevilla y el Granada esperaba atrás. De nuevo golpearían los sevillistas. El Papu, muy activo en el partido, ponía un balón desde la izquierda al punto de penalti para que Ocampos batiera a Rui Silva. Aumentaba la distancia el equipo sevillano, que estaba siendo superior en este derbi andaluz. Trató de replicar el Granada rápido con un tiro de Luis Suárez que Bono mandaba a córner en su primera buena intervención del encuentro.

Tuvieron los de Diego Martínez unos minutos en los que llegaron al área de Bono, pero sin ser capaces de generar ninguna ocasión de verdadero peligro. Los sevillistan estaban cómodos e incluso pudieron hacer el tercero, pero Rakitic, autor del disparo, golpeó mal y mandó el balón fuera. Los últimos minutos estuvieron repletos de interrupciones en el juego.

Cuando parecía que poco más ocurriría, Acuña hacía un penalti por mano, que marcaba Soldado, dando todavía algunas esperanzas a los granadinos. Trataron de apretar, pero ya era tarde, y los puntos se quedaban en Nervión. Eso sí, polémica incluida, porque el árbitro principal y el cuarto árbitro no se entendieron a la hora de señalar el añadido, que finalmente era menos del que se mostró para descontento de los visitantes. Un minuto que, tras pitar el final, se volvió a jugar tras llamar el árbitro a los jugadores de nuevo. Lo nunca visto. Sigue de lleno en la pelea por el título el Sevilla, mientras que el Granada ya dice prácticamente adiós a Europa el año que viene.

Un comentario en «El Sevilla vence al Granada y sigue soñando con la Liga»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *