sevilla mira

El Sevilla ya pone su punto de mira en las posiciones cabeceras de la Liga, una vez el objetivo principal de la temporada está cumplido

Con el objetivo de la Champions League ya cerrado matemáticamente, al Sevilla sólo le queda poner la mira hacía los tres grandes e intentar acabar lo más arriba posible. Y, con los últimos resultados en esta pasada jornada, incluso soñar con algo impensable al inicio de temporada. Son cinco finales restantes en las que la presión por cumplir el objetivo ya no existe. Todo lo que venga a partir de ahora, es un extra.

Con 70 puntos, el cuadro de Lopetegui ha batido el récord de puntuación a estas alturas de campeonato. Y tiene a tiro los 76 logrados en total en la 14/15, lo cual sería otro récord más para un equipo que va camino de ser uno de los mejores de la historia del Sevilla. La Champions ya está asegura y con más holgura de la esperada. Y la primera posición, todavía en poder del Atlético de Madrid, está a tan sólo tres puntos. Aunque el Barcelona, tercero con 71, todavía tiene un partido pendiente entre semana, que la colocaría primero en caso de ganarlo.

El Sevilla no depende de si mismo para lograr una hazaña histórica. Si que lo hace para quedar tercero, pues tiene un enfrentamiento ante el Real Madrid la próxima semana, al que superaría en caso de ganar. Para aspirar a algo más, tendría que esperar a que colchoneros y culés se dejen más puntos por el camino. Uno de ellos, o incluso los dos, se los dejará, puesto que en la jornada 35, la misma del Real Madrid-Sevilla, ambos se enfrentan. Pero todavía tendrían que empatar o perder algún encuentro, ya que el cuadro hispalense tiene el goal average perdido ante ambos, por lo que no le vale igualar a puntos.

Aun así, la temporada está siendo, de nuevo, histórica. El equipo va camino de batir su propio récord de puntuación e incluso superar los 80 puntos. Números de campeón en el pasado. En la que en principio iba a ser su liga, con Villarreal, Real Sociedad… no ha tenido rival, ganando la mayoría de duelos directos ante estos equipos. Y con la primera plaza tan cerca, es cuando vienen a la cabeza algunos pinchazos, como ante el Eibar o el Valladolid. Puntos que se quedaron en el camino que podrían tener al equipo un poco más arriba. Aunque eso ya es pedir de más, porque la realidad es que el objetivo se ha logrado y ya solo queda soñar y creer en algo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *